Debates


Humor histórico


 
El humor histórico es uno de los recursos didácticos que tienen los profesores de historia de cualquier nivel, para motivar las clases, siempre que se haga con respeto.
 
  El movimiento historiográfico "Historia a Debate", no podía dejar de  incluir en el debate este recurso tan necesario para mis colegas, que  muchas veces es olvidado y desechado, por prejuicios de esa famosa  objetividad histórica, que abogaban los positivistas y que todavía  persiste en el trabajo docente de algunos neopositivistas que tienen en  sus manos alumnos por enseñar. "Historia a Debate" es consecuente con el  debate con su concepción de una historia  global y pluralista que  propone, al debatir todo aquello que contribuya en la formación integral  de los profesores de historia del siglo XXI.
 
  En muchos paises de gobiernos antidemocrácticos el humor sirvió de una  manera u otra, para abrir espacios temporales de libertad, que después en  el análisis de la historia de esos períodos observamos con mayor detalle  su protagonismo en el camino hacia la democracia. La caricatura ha sido  el arte por excelencia que más ha contribuido en el desarrollo del humor  histórico, por sus características, pero en estos tiempos de nuevas  tecnologías los videos humorísticos  están superando por su dinamismo,  aunque no en todo el mundo, ya que hay una parte que no tiene que comer,  para hablar de ordenadores y mucho menos de Internet. Recordemos que una  imagen vale más que mil palabras, pero agregaría: "Un audiovisual  humorístico educativo vale más que mil imágenes".
 
  En mi país, Cuba, durante la República(1902-1958), la caricatura jugó un  papel vital para combatir la corrupción, la represión y preparar al  pueblo desde el punto de vista cívico. Los personajes de Liborio, El Bobo  de Abela y  El Loquito todavía son recordados, que a través de un código  de doble sentido dijeron muchas cosas que no se podían decir en su  momento, que ese pueblo semianalfabeto entendió sin ningún problema.  Mientras, que con la Revolución (1959-actualidad), la caricatura ha sido  superada como voz de los problemas de mi país, mediante las obras  humorísticas de teatro, el cine a través de fragmentos humorísticos que  son un reflejo de la realidad y por último, mediante artistas que con su  música reflejan el sentir del pueblo de forma humorística como el  guarachero cubano más importante viviente, Pedro Luís Ferrer.
 
  La práctica docente me ha demostrado que hacer reír a los estudiantes,  también es ponerlos a pensar. Al principio expresan instantaneamente lo que haría cualquier joven, reír, pero luego en su interior reflexionan y  preguntan:¿Por qué?
 
Miguel David Herrera Lage
Universidad de Santiago de Compostela