¡Que historia tan interesante la suya, Sr. Morhain!.

¿Se da cuenta de que sus ilustraciones también harán historia algún día?. Yo también leí muchos "Livics" cuando era más joven, por que dada la categoría de los dibujantes no creo que pudieran ser llamados "historietas" sin menoscabar su valor artístico. Mi principal & favorito fue Antonio Hernández Palacios, a quien supongo conocerá. Cada vez que vuelvo a ver "El Halcón y la Flecha" (¡Burt Lancaster e History-Hollywoood 100%!) me acuerdo de que Palacios utilizó fotogramas de esta película para su excelente "Roncesvalles". Creo que "La paga del soldado" (Guerra de Cuba y Filipinas, España siglo XIX) nunca llegó a editarse del todo.

Con grandes esfuerzos económicos me compre completa su obra "El Cid", cuando todavía era estudiante de Bachillerato. Ya había leído muchas de las entregas de la misma en "Trinca", una revista juvenil con la que soñaba cada sábado, cuando bajaba al mercadillo del pueblo para comprar toda clase de libros. A través de esa revista, y luego de una serie de excelentes publicaciones de "cómic" & ilustración que por entonces se publicaban en España (no recuerdo más nombres que uno, que aún subsiste... con demasiada pornografía, violencia & "gore": el "Víbora"), conocí la obra de Oesterheld y también la de Hugo Pratt, a quienes seguía ANSIOSAMENTE. ¡Todas estas revistas han ido desapareciendo del mercado español!. Tanto video y tanta "multimedia" (que muchas veces es solo 1/4 de multimedia) han acabado con el saludable ejercicio que era ponerles música, olor y tacto por uno mismo. En fin, nostalgias...

Lo ultimo que he visto de Hernández Palacios, por cierto, ha sido una recreación del Primer Viaje de Colón y del Virreynato en una serie que se publicó aquí  con motivo de los "fastos" del Quinto Centenario... ja, ja. Supongo que ya es muy viejito y no hace más cosas, si es que vive. ¡Ah!, todavía hoy, mis amigos y yo (editores de una revistilla de casi-investigación histórica y creación literaria) tenemos la broma de, cuando algo de la vida cotidiana  nos disgusta, llamar a gritos a Hugo Pratt para que "borre" la fea escena que se acaba de dibujar ante nosotros.

Cada vez que veo las noticias de la tele, me acuerdo:
-¡Hugo, por favor...! ¡borra, que la viñeta se ha llenado de indeseables!.

Dovidena Alissiegina
Aithnigheann ciaróg ciaróg eile

Mª del Carmen Leal