Para HaD:
Para Carmen Leal Soria, de Aranjuez, España:
 
Creo que entramos en una nueva etapa en la utilización de recursos, característica del hoy: las novelas hcas., a veces, hermosas novelas de gran valor literario donde la ficción, usando documentos hcos., permite al lector
entrar en en el pasado desde otro ámbito; y enhorabuena si esos recursos para "entrar" poseen atributos poéticos, prosas pulidas, valores estéticos. La contradicción se da cuando vemos que la aplicación de las fuentes sirven para tergiversar esas fuentes; allí no nos gusta y la rechazamos, aunque sean buenas escrituras.
Desde el inmortal EL GENERAL EN SU LABERINTO, del también inmortal Gabriel García Márquez, he accedido a numerosas obras literarias de tenor hco. y muchas de ellas, excelentes. POLVO Y ESPANTO, de nuestro Abelardo Arias es un buen ejemplo de ello; hay tantas que el mercado ha permitido vender (por algo se venden) pésimas obras hco-literarias, pero en la lectura y la selección está el camino.

Enhorabuena si los alumnos se "enganchan" en la Hria. por medio de ellas. Con una profesora compañera trabajamos una reciente novela sobre la vida de Juan Manuel de Rosas, llamada AMADÍSIMO PATRÓN, centrada en la vida de una de sus amantes más estables, muy bien escrita desde lo literario y desde la Hria., con fuentes bien seleccionadas.

Tenemos una obra de teatro muy buena, sobre la vida de Mariano Moreno a partir de las cartas de su joven viuda, María Guadalupe Cuenca, que nunca llegaron y aborda la Revolución de Mayo en la Argentina, con pasión y estética, sin faltar a la verdad de los documentos hcos. Y siguen.

Yo también estoy escribiendo algo. Suerte. Es bueno abordar la Hria. desde otros ángulos y no cerrarse en el frío laboratorio archivístico; después de todo, lo que pasó es recreable y para eso está nuestro mundo de sensaciones y pasiones.

Hacer literatura sin pasión, docencia sin pasión, política sin pasión Hria. sin pasión, no sería hacerlas.

Saludos.

Jorge Oriola
Esquel-Chubut
Patagonia Argentina