Debates


Novela histórica

 
Me parece harto interesante contribui con mi opinión en un tema que, al día de hoy, se presenta actula y en que los historiadores tenemos mucho de que hablar.

Concuerdo con el maestro Francsico José Vicente en cuanto a la proliferación de una literatura que le da peso a lo ficticio y comercial. Esto, como bien apunta el maestro, nos lleva a remar contra corriente, pues el público en general tiende a confundir el misticismo, el misterio y el morbo con el "pensar históricamente".
 
No obstante, esto me lleva a reflexionar en cuanto nuestro actuar y nuestras producciones historiográficas. ¿Hasta qué punto nuestras obras escritas abordan problemas en los que la gente "común" (entiéndase aquellos que no son especialistas) está involucrada y se interesa? ¿Hasta qué punto nuestras aportaciones historiográficas responden más a una motivación intrapersonal que a un compromiso por generar y divulgar el pensamiento histórico?
 
No digamos esto al nivel de la enseñanza de la Historia. A nuestros alumnos leerán con dificultad a Pierre Vilar, Josep Fontana, Eric J. Hobsbawmn, Daniel Cosío Villegas o Fernand Braudel (quienes, paradójicamente se caracterizan por su gran capacidad literaria), pero es casi cierto que ya han leido a Dan Brown y sus best seller's. Sin despreciar la labor de grandes bistoriadores, considero que debemos de continuar en el debate en cuanto a nuestro oficio.
 
Un saludo enorme a todas la comunidad historiodebatista.
 
José Luis Garcia -
FES ACATLAN  - UNAM / Instituo La Paz (MEX)
 
[Nota: Por favor, desarrollar las siglas de las instituciones a las que están vinculados, a fin de que puedan ser mejor identificadas por colegas de otras universidades y países]