Debates


Historia y Cine

 
Desde luego comparto muchas de las opiniones que han expresado colegas y estudiantes, acerca de las posibilidades que nos brinda el cine como medio de enseñanza de la Historia a cualquier nivel educativo. Por otro lado, pienso que en algunos casos, en nuestra formación académica inicial no tenemos una asignatura que nos permita aprovechar al máximo las potencialidades que nos ofrece éste medio de enseñanza.

Por otra parte, a veces esas propias limitaciones, conlleva que en las aulas cometamos errores, que enciden negativamente en el aprendizaje y en la motivación por la asignatura. En éste caso, podemos mencionar algunos ejemplos:

1. El desconocimiento de aspectos visuales, entre los que destacan, la distancia entre el soporte audivisual y la mesa de trabajo de los estudiantes.

2. El profesor que llega al aula, exhibe una película o documental, sin tener en cuenta el conocimiento previo de los estudiantes de la misma, la trayectoria cinematográfica del director y de los príncipales actores y actrices.

3. La necesidad de elaborar una guía de observación a los alumnos, para extraer el máximo de la actividad educativa.

4. La falta de un debate acerca del material audivisual, al no contemplar el tiempo del material y el posible debate.

5. La falta de conexión entre el material audiovisual y los contenidos de la clase más inmediata.

Miguel David Herrera Lage
Universidad de Santiago de Compostela