Debates


Historia y Cine


Estimados Colegas

Estoy de acuerdo en el postulado inicial del señor Tal sobre la creación de un canon sobre la fiabilidad o idoneidad de películas históricas. Además de peligroso por marcar una línea de actuación ideológica y docente que pueda excluir a otras alternativas, corremos el riesgo de patrocinar en exceso películas cuyo componente historico no sea especialmente correcto. En esta intervención me voy a referir a la utilización de una lista de películas históricas siempre en el ámbito docente y no en el sentido de fuente historiográfica.

La mayor parte de las películas con contenido histórico que nos llegan fundamental de Hollywood solo utilizan a la Historia como un decorado en el cual se desarrolla una narración. Seria lo que Rosenstone denomina como "falsa historicidad", donde se reproduce cierta representación del pasado. Es decir, que los agentes que intervienen en la realización del film generalmente no van mas allá de respetar hasta cierto punto el "decorado" para que sea lo mas parecido a la época en la que se desarrolla la acción y a la manipulación por parte de los personajes de objetos coetáneos. Todo lo demás queda a la discreción y a la buena voluntad del guionista, director, productor, etc. (ROSENSTONE, R. El pasado en imágenes, Ariel, Barcelona).

En este aspecto creo que enlazo hasta cierto punto con la ultima intervención del señor Carlo Pauer (espero que me perdone en caso de que no sea así ya que mi italiano se limita al uso de diccionario y traductor electrónico). Sin embargo, aunque estos filmes no tengan de históricos mas que estos "accesorios" y cierta representación del pasado, siempre se puede sacar elementos de interés para un alumno, bien para que vea en imágenes (con todo lo malo que eso puede implicar) como se utilizan esos objetos o esas ropas, etc. bien para criticar precisamente la utilización de esos "gazapos".

Cuando respondí a la idea del señor Fernando Díaz de establecer una lista de filmes históricos como recursos didácticos para la enseñanza, me limite a emitir una lista totalmente arbitraria basada en elementos como la disponibilidad de ellas, la duración, la calidad de los filmes (especial en el aspecto cinematográfico) y mi gusto personal que no es similar en su totalidad posiblemente a ninguna otra persona, olvidos o desconocimientos, etc.

En las intervenciones del señor Carlos Pauer se planteo la cuestión de la película "La hora de los Hornos" y como usted explica las dificultades existentes para encontrar una copia. El señor Jaroslavsky Dickmann habla de tres películas que serian "Miklos Jankso Salmo Rojo"; "Los desesperados"; Los rojos y los blancos" que con todo los respetos no había escuchado en la vida. Por otro lado, el señor Ferran Izquierdo habla de la película "Ve y mira". Esta película la conozco por referencias y por el trabajo con fichas informativas al ser puestas en diversas ocasiones por el área de Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga (por problemas técnicos el año que curse esa asignatura no la pudimos ver) y de la que la profesora de Historia Universal II recomendaba que no desayunáramos por la dureza de la cinta.

Con estos ejemplos podemos ver como a partir de una lista de películas personal (me atrevería a decir incluso muy personal), cuestionable por todo lo dicho y por otros muchos motivos, hemos añadido una serie de filmes alternativos que enriquecen el debate. Cada uno de nosotros tendremos una lista arbitraria de filmes históricos. Pero si desarrollamos una lista básica, se podrá ir añadiendo nuevas cintas, especialmente de ámbitos alejados a nosotros como los ejemplos ya citados que nos permitiría tener un mayor acceso y un mayor conocimiento sobre diversas cintas de contenido histórico, alejados del modelo de cine histórico que nos ofrece Hollywood.

Pero nunca para imponer un canon fílmico entre otros motivos, la propia imperfección del cine para relacionarse con la Historia Debemos tener en cuenta, que como dice acertadamente el señor Fernando Díaz, a los alumnos, no solo de secundaria me atrevería a decir, les es más fácil acercarse a través del cine a un tema concreto que a partir de una mínima bibliografía sobre ese mismo aspecto. Tanto Ferro como Rosenstone ya han señalado la fuerza visual del cine en una sociedad que cada vez es menos "letrada" por la comodidad intrínseca de los medios audiovisuales frente a la minima reflexión que exige cualquier lectura. Es en ese sentido en el que debemos utilizar el cine como un recurso didáctico por el cual, dentro de una sociedad donde domina la imagen mas que la palabra escrita, incentivemos la curiosidad de los alumnos, para que a partir de esa puerta, ellos den el paso de entrar en una reflexión histórica propia y mas profunda, acorde además a los principios de la obtención del conocimiento profundo y construido por el alumno, teniendo al profesor como un guia y no como un simple transmisor de conocimientos. Si me permiten les contare una anécdota de una profesora en un curso de didáctica de Historia. Dicha profesora estaba a cargo de un grupo de alumnos muy desmotivados por la Historia. Pero tras ponerles la secuencia del desembarco de Normandia de "Salvar al soldado Ryan" y la realización de un trabajo sobre dicho fragmento basado en fichas y en un trabajo previo de la profesora (preparación de fichas, mapas, glosarios de términos y cronología de los hechos, etc.), logro que los alumnos por su cuenta se interesaran por cuestiones del Desembarco de Normandia y de la II Guerra Mundial. De esta forma, se abrió una puerta a la curiosidad por la Historia que algunos de los alumnos se atrevieron a cruzar. En este caso el cine histórico si puede ser utilizado como un recurso didáctico. Pero lo que hoy día no se puede pretender, opinando como usted, es que el cine sea una fuente que explique la Historia tal cual nos ofrecen las imágenes ya que corremos el riesgo que usted plantea. Podrá ser una fuente para obtener datos sobre otras cuestiones (mentalidad de la época, problemas socioeconómicos, inquietudes políticas, etc.) pero difícilmente para reflejar una época pasada por los problemas intrínsecos al cine.

Atentamente

Aitor Pérez Blázquez
Licenciado en Historia por la Universidad de Málaga
Fuengirola (Málaga) España