Debates


Historia y Cine

 
 CINE Y CIENCIAS SOCIALES: Propuesta de cómo presentar y trabajar el material fílmico para incrementar la motivación.
 
“Más allá del cine como
mero entretenimiento va siendo hora
de que nos acerquemos a él desde
otras ópticas más reflexivas”
Javier Fernández Sebastián 1

 
INTRODUCCIÓN
 
        A través de la consulta de diversas publicaciones (2) y por experiencia propia llegamos a la siguiente conclusión:
 
-  El cine en sí mismo no enseña Historia
 
El cine “en bruto” tendría sólo la función de atraer al alumnado hacia nuestra asignatura; finalidad ésta nada despreciable, pero que no nos satisface del todo.
 
Para que el cine manifieste su extraordinario potencial en el aula deben darse dos condiciones previas a la proyección ineludibles:
 
a)      SELECCIÓN acertada
b)      METODOLOGÍA eficaz
 
En el apartado anterior hemos hecho una primera selección de 150 obras cinematográficas, que se consideran esenciales y adecuadas parra trabajar el cine en el aula audiovisual de Ciencias Sociales.
 
Ahora vamos a tratar de presentar cuál puede resultar la metodología más idónea para sacar el mejor provecho del cine en el aula. Para que las sesiones cinematográficas resulten educativas a la vez que entretenidas.
 
CÓMO PRESENTAR CINE EN EL AULA
 
Vamos a hacernos del tirón la pregunta del Millón: “¿vemos la película entera o seleccionamos fragmentos?”.  La respuesta, como siempre, no es tan sencilla.
 
Por experiencia y por regla general es preferible la selección de los fragmentos más interesantes de la película.. La proyección íntegra de las películas tiene dos desventajas:
 
1) El largo metraje de la mayoría de las películas obliga a verlas en dos o tres sesiones.

 
2) De las 150 películas seleccionadas muy pocas resisten la atención al 100% del alumnado durante toda su proyección (3).
 
Es recomendable, por tanto, seleccionar los fragmentos más útiles y atractivos de las películas. Además así podemos mezclar en la misma sesión fragmentos de diferentes títulos si se complementan e interesan.
 
Segunda pregunta que nos hacemos mucho: ”¿conviene interrumpir la proyección para hacer comentarios y aclaraciones? “ Aquí también es difícil dar una respuesta categórica. Depende del fragmento seleccionado. Es absurdo interrumpir los 15 primeros minutos de Tiempos Modernos, sólo al final, tal vez, sería conveniente relacionar lo visionado con los conceptos taylorismo y alienación del temario. En otras ocasiones serán los propios alumnos quienes demanden una explicación si no aciertan a comprender lo que están viendo.
 
Y la tercera y última pregunta que solemos plantearnos sería: “ ¿conviene plantear alguna actividad tras el visionado? “. Aquí la respuesta no tiene duda posible. No sólo es conveniente, es casi obligatorio si queremos dar el salto de proyección por entretenimiento a proyección para educación.
 
En sí misma una película o fragmento bien seleccionado lleva una carga motivadora para el acercamiento y aprendizaje de la asignatura en que se utiliza. Y no cabe la menor duda: esa carga pedagógica se verá potenciada con el planteamiento de actividades por escrito a través de una FICHA DE ACTIVIDADES sobre el título, o fragmentos que hemos seleccionado. Así tenemos además una herramienta para evaluar la actividad realizada

En resumen:
 
OPCIONES
Proyección íntegra
Proyección fragmentos de una película o varias
 
OPCIONES
Visión meramente motivadora
Visión motivadora + ficha actividad
 
1. “CINE E HISTORIA EN EL AULA” AKAL, MADRID, 1990.
2. Sobre todo la obra citada de Javier Fernández y el artículo de Pere Balaña (ver bibliografía al final de la anterior comunicación)
3. Guardo especial recuerdo de implicación y atención total de los alumnos con la proyección íntegra de: La vida es bella, El gran dictador,  American History X, En busca del fuego y Bowling for Colombine entre otras.
 
Miguel Vicente Vélez Ramos
Instituto Educación Secundaria ISLA de LEÓN San Fernando (Cádiz)