Debates


Innovación y compromiso

 
Estimados amigos de HISTORIA A DEBATE:

Con la intención de retomar  un debate que,parecía haberse diluído y neutralizado de muchos ´ambitos académicos,pero rescatado,desde sus orígenes por  HISTORIA A DEBATE, adhiero a la reflexión  de nuestro amigo Carlos Barros sobre el compromiso del historiador en  cada presente.Presente en y para el cual desarrolla su quehacer,legitimando  de este modo ,su práctica historiográfica.

Las dos palabras que encabezan y sisntetizan este debate "innovación y compromiso", sustantivan el espíritu de Historia a Debate,buscando su genuina simbiosis : el compromiso de la auténtica innovación en el campo desafiante de la Historia,una ciencia que tiene el poder y el deber de contribuir a ir siendo una sociedad mejor.Compromiso que es insoslayablemente con nuestro tiempo,puesto que la Historia no es depósito del quietismo de la memoria,sino que es la guía para una práctica social,que nos desafía a rescatar valores de justicia,  respeto por todas las manifestaciones de vida, solidaridad,compromiso de palabra y de acción .Nuestra práctica historiográfica  debe atravesarnos la vida,y no ser meramente una actividad paralela a ella.

Nuestras circunstancias  nacional e internacional  configuran un escenario  dramático e imperativo para replantear y resemantizar nuestro compromiso desde una ciencia y desde una práctica que tienen mucho para decir en esta difícil tarea de ir siendo una sociedad mejor.

Es necesario retomar esta línea del debate y desde el seno de la historia del tiempo presente ir buscando niveles y categorías de análisis que nos posibiliten revitalizar la práctica comprometida del historiador con su tiempo,descartando  tanto la connotación panfletaria y el texto "de barricada" como la insoportable levedad de la asepsia historiográfica. Pensemos que la práctica historiográfica se  asemeja a la práctica del psicoanálisis,en cuanto  es una interpretación general de la totalidad humana y para lograr esa hermenéutica  se hace necesario la convergencia  de diferentes campos del saber que viabilicen las "miradas", las exégesis ,desde lo humano, desde lo social.

En esto, las miradas filosóficas  y antropológicas no deben desestimarse.

Un fuerte abrazo.
 
Amelia Galetti
a cargo de la cátedra  ANÁLISIS HISTÓRICO DEL PRESENTE
Carrera de HISTORIA
Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE ENTRE RÍOS
ARGENTINA