Debates


Innovación y compromiso


Estimado Carlos:

La guerra es el medio brutal, donde siempre pierde el más débil, tenga o no razón. El historiador debe presentar los hechos con criterio frío, aunque siempre tenderá a defender la causa que a su juicio es justa. Ese es el compromiso consigo mismo.

Si el historiador toma partido político, corre el riesgo de dejar de ser historiador y convertirse en político. Deja la narración por la actuación, y luego narrará lo que actuó.

Debe cuidarse el historiador comprometido cuando le llegue el poder, si es que le llega si aún es idealista, pues el poder por regla general, que admite excepciones, corrompe.

Quieres conocer a una gente: Dale poder.

¡Cuidado con la desilusión del compromiso!

Juan Antonio Ordóñez González.
Ordóñez y Asociados, S.C.