Debates


Innovación y compromiso

 
El escritor latino Marco Tulio (Cicerone) en "Oratore", dice: "La Historia es testimonio de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, anuncio de la antigüedad".
 
Otro escritor, el insigne Miguel de Cervantes, siglos después en su inmortal "Don Quijote", dice: "La Historia, émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir".
 
¿Qué podemos añadir nosotros a tan sabios criterios? Permítasenos decir sólo que, pragmáticamente, la Historia es útil y necesaria para conocer hechos trascendentes que ocurrieron e interesa oder analizar sus causas y efectos a fin de tener en cuenta las conclusiones en situaciones parecidas. Los hechos que se le atribuyeron al defensor de Tarifa, Guzmán el Buenoi, por ejemplo, son paradigma de lo que ocurriera cientos de años después al defensor del Alcázar de Toledo, general Moscardó. Y así tantos hechos que demuestran que es cierto que "la historia se repite" y que es "maestra de la vida".
 
Es importante saber Historia, pero especialmente lo es saber explicarla. La ciencia histórica necesita resolver tres problemas: la investigación de los hechos, la reconstrucción del pasado y la exposición. Este último aspecto de la metodología histórica, el de la exposicion, para ser eficaz se ha de tratar como un género literario, intermedio entre la Oratoria y la Didáctica; de la primera tiene la amplificación y las finalidades emotivas, de la segunda, la manera sistemática y la subjección a la verdad conocida.
 
El mejor ejemplo que tenemos de historia como género literario es, sin duda alguna, la Biblia, la mejor historia jamás contada, cuyo conjunto de libros sagrados del cristianismo, desde la antigüedad ha sido y es la base doctrinaria  formativa de generaciones de creyentes en todo el mndo.
 
En el Nuevo Testamento tenemos la muestra más evidente de la dualidad, objetiva y subjetiva, de la Historia, como son: los hechos, por una parte, y las interpretaciones personales de los autores, por otra, siendo regurosamente fieles a la realidad manifestada de la vida,milagros ypalabras de Jesucristo, expuesto con sinceridad según la distinta personalidad de cada uno de los cuatro evangelistas: San Lucas, San Juan, San Marcos y San Mateo.
 
La Historia, tanto como la Geografía, es necesaria para otros estudios sociales y profesionales, como el mundo de la empresa y los sindicatos, la política yla democrácia, e periodismo y la investigación, las leyes y las instituciones públicas, por citar algunos casos, pero también sonnecesarios estos conocimientos en las esferas privadas, relaciones interpersonales y la vida social y cultural.
 
Ernest Vallhonrat i Llurba
desde Tarragona (España)
Reial Societat Arqueológique Tarraconense. Tarragona.