Debates


Umberto Eco

 



 
Observo una tendencia hacia el insulto y la descalificación de las personas ante exposiciones que no se comparten. Pienso que la argumentación racional fundada en fuentes es clave para los historiadores y para la historia... y para la universidad. Desde luego los historiadores podemos también ironizar, destrozar un argumento por descalificación ad hominem y cosas peores como cualquier mediático mortal, pero sería preferible que lo hiciéramos en un ambiente adecuado (en una tertulia radiofónica o televisiva de baja estofa -porque también las hay muy dignas-; tras la novena copa... de alcohol en un meeting de cómplices, o en plan de broma tras escuchar unas declaraciones escandalosas). Si hablamos de historia y como historiadores debería notarse en algo que tenga que ver con la racionalidad, el respeto y las fuentes.
 
Un saludo cordial

Julio Montero
Universidad complutense (de Madrid)