Debates


Experiencias docentes

[

LA HISTORIA MIXTA E INTRADISCIPLINARIA IMPACTA LA HISTORIA DE LA EDUCACIÓN. 

Desde Tunja-Colombia invitado por el Doctorado de Historia de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia presentaré, entre el 9 y 10 de noviembre, un Seminario- taller sobre el tema que anunciamos arriba. Pensamos que esta manera estamos aportando elementos concretos a la propuesta historiográfica inspirada por Historia a Debate, y coordinada por Carlos Barros. 

Resumen

La Historia de la Educación, en nuestra interpretación, no se reduce a las prácticas pedagógicas sino que involucra el estudio de otras prácticas, como las instauradas por las mentalidades, representaciones colectivas e imaginarios sociales; se asume el criterio de pluralidad conceptual en el que se incorporan las lecturas intra e interdisciplinarias. (Cfr Carlos Barros, Historia a debate) Si compartimos esta amplitud conceptual, entonces asumimos que la historia de la educación no puede ser una mirada plana de disciplina sino con una mirada compleja que apuesta por una historiografía fenomenológica interpretativa, etnometodológica, y de teoría crítica. Estamos en sintonía con la comprensión de la historia mixta (C. Barros), global, holística y hologramática en la construcción de la nueva historia de la educación en el siglo XXI. Pensamos en una historia que estudie por igual la historia lenta y el tiempo coyuntural; la historia inmediata y la historia del tiempo presente (P. Ricouer). Así mismo hacemos una mirada de la historia "desde abajo", en el abanico de las tendencias historiográficas actuales. En ese sentido, propiciamos investigaciones que linden con el estudio de la historia de las actitudes, del comportamiento y del inconsciente colectivo. Temas otrora considerados marginales para la historia de la educación son centro de la investigación actual la historia de la familia, la inmigración, los refugiados, el amor, las enfermedades, la pareja, la muerte, el infierno, el purgatorio, la masonería, el castigo, el niño, la fiesta, la cultura popular, la salud, la locura, la medicina, la música popular, y la historia de las instituciones médicas. Pero al mismo tiempo buscamos superar el silencio de historiador ante la historia del tiempo presente; el historiador puede y debe involucrarse en las reflexiones del tiempo inmediato, no puede ser un "idiota social" que simplemente responda a encargos trasnochados ni al proselitismo partidista comprometido con intereses economicistas. Hoy más que nunca necesitamos trascender del historiador celestino con las izquierdas y derechas trasnochadas; necesitamos al investigador histórico que no se preste a la servidumbre de inteligencia.

Dr. José Pascual Mora García
UNIVERSIDAD DE LOS ANDES
SAN CRISTÓBAL - TÁCHIRA
VENEZUELA