Debates


Historia y fútbol


Sumamente refrescante e interesante ha resultado este debate de historia y fútbol, el cual fue iniciado por el estudiante peruano Yevgueni Flores en el mes de septiembre del año pasado, quien mostró su preocupación porque: los historiadores profesionales no se interesan por la historia del fútbol, vacio que ha sido llenado por los periodistas. Poco a poco, el debate atrajo la participación de colegas chilenos, argentinos, colombianos, españoles, brasileros, y, recientemente la lacónica intervención del destacado historiador francés Nicolás Prognon. Los disensos y consensos mostrados por los distintos puntos de vistas de los participantes demuestran que el debate no resulta a simple vista "superfluo por los los puntos críticos y los múltiples problemas que tenemos acumulados en nuestro oficio de historiadores" como argumentó Néstor De La Torre de la Universidad de Castilla la Mancha. Si hay un tema de estudio que nos acerque interdisciplinariamente con las demás ciencias sociales es, precisamente el estudio del fútbol, y, más aún, despierte el interés masivo de los consumidores del conocimiento historiográfico, así saldriamos del "sótano del olvido".

Los enfoques que han intentado explicar el funcionamiento de las megasociedades en los tiempos de la expansión del capitalismo imperialista sobre las paises depentientes, han soslayado el papel de este deporte como esponja de interacción, identidad, memoria, válbula de escape social y fáctor de enajenación colectiva. Por lo que no es exagerado afirmar que para enterder la real dinámica del capitalismo a lo Braudeliano en los tiempos globales, el papel del fúltbol es un hecho contributivo que debemos incorporar como tema de investigación, para darle un tratamiento más riguroso que las historias rosas, escritas por periodistas como aconteció con la historia del fútbol en Barranquilla del cronista Mike Urueta, la ciudad cuna del fúbol colombiano que gira en torno a la identidad del equipo policlasista Junior, Tú Papá. Es hora de que los historiadores saquemos los taburetes (sillas) para contar la historia del fútbol, antes de que llegen los periodistas fabuladores, parafraseando al Nobel García Márquez.

Jaime Colpas Gutiérrez
Univesidad del Atlántico