Debates


Historia y ética


Estimados colegas, respecto a este debate permítanme sugerir una modesta idea. Desde mi perspectiva la ética en la historia tiene que ver con recuperar las fuentes y sus matrices identificando, hasta donde sea posible, tanto sus orígenes como su sentido: destinatarios, efectos, audiencias, etc., es decir, se refiere a la realización de un esfuerzo por mostrar las distintas narrativas y textualidades que confluyen y tensan en un escenario marcado por diversas temporalidades. Pero también es importante que en este esfuerzo se de cuenta de la presencia y la palabra de todos aquéllos actores, procesos y discursos hechos a un lado, "borrados" o deformados por la lógica del poder. Escribir historia desde una perspectiva ética nos coloca en las calles, en los barrios, en los pueblos y entre las sábanas. Nos confronta con las presencias inquietantes y seductoras de la gente común, gente como una y nos habla desde ahí. En ese cuerpo a cuerpo con la totalidad seremos interpelados por las víctimas de la totalidad y nos colocaremos en un sitio distinto, en el lugar de la crítica ética. Sólo desde ahí podremos dar cuenta de lo profundamente humano y encarar los signos y las huellas que nos permiten identificarnos con el Otro, ese que ha sido profanado, expulsado, negado por la historia oficial que sigue siendo una historia inhumana.

Belinda Arteaga
Universidad Pedagógica Nacional,
México