Debates


Historia y ética

Colegas de HAD:

Me animo ahora a intervenir en el tema de Historia y Etica tan solo para acotar algunas ideas de manera sencilla.

Veo que la discusión en torno a este tema ha estado girando en torno a un falso dilema entre la búsqueda de la objetividad y la pretendida asepsia ideológica que algunos demandan de los historiadores. Entiendo que toda obra histórica,queramoslo o no siempre estará signada por la concepción del mundo del autor,en ese sentido coincido con el colega brasileño Cezar Honorato cuando afirmaba que no podemos ser simples hienas de la historia. En un profesional que se respete el compromiso con la verdad histórica debe estar más allá de su postura política, sin que en última instancia nuestros análisis dejen de estar impregnados de nuestra ideología . De una buena obra histórica,no importa su signo político, el lector aguzado sacara las lecciones pertinentes y llegará a sus propias conclusiones. Una obra que contenga aportes sustanciales a la historiografía la van a agradecer tanto los militantes  de Izquierda como los de Derecha.

Y ya que hablamos de tolerancia y academicismo creo que además de exigirnos rigor académico también deberíamos establecer como  regla inviolable el respeto a la diversidad de criterios  ideológicos. Después de la caída del campo socialista han aumentado las huestes de quienes se presentan como "académicos puros" que no es sino otra manera de darle la espalda a los agudos problemas contemporáneos, algo todavía más censurable que ser o no imparciales en el análisis histórico.

De cualquier manera los estudios historiográficos nos pondrán,en una y otra época,en el sitial que nos debe corresponder,si es que nos corresponde alguno.En la historiografía tendremos a nuestros críticos,personas a quienes le podemos dejar la evaluación de nuestra vida y obra.Ellos se encargarán de poner de relieve nuestros logros y limitaciones y seguro estoy que también considerarán nuestras concepciones políticas. En definitiva ,queramoslo o no,también somos resultado de un proceso histórico. 

Atentamente les saluda:

Jorge R. Ibarra Guitart
Unión de Escritores y Artistas de Cuba(UNEAC).