Debates


Historia y ética

 
Hola, amigos de 45 países.
 
Ya se veía venir una intervención como la de don Domingo Marrero. Lo primero, lo segundo, lo de siempre y lo último, se ventila en el contexto de valores. ¿Juicios de valor? ¡Sí! Si la verdad como tal es una quimera, la veracidad de la gente consigo misma y con los demás, no. Se-es o no-se-es.
 
Sentimientos que nublan más o menos nuestro pensamiento y nuestra "verdad". Pero, siempre podremos anteponer la honestidad intelectual y el afecto en sus mejores manifestaciones. ¿La "ideología dominante"? Bueno, hacia el pasado y hacia el futuro, hemos de tener un equilibrio entre la inmediatez, el mediano y el largo plazo. No nos debe devorar el presente, torcido, o bien entendido a través de la historia.
 
Para ser más concreto, ante visitas recientes a México (erróneo o no, se había acordado que México lo
escribiríamos con "x") de Su Majestad, el Rey Juan Carlos I (espero no equivocarme en cómo lo escribo), y don José María Aznar. Don Juan Carlos, ha tenido mensajes breves que serenan los más frágiles sentimientos ante el encuentro (¿choque?) entre dos culturas hacia el siglo 15., Iberia y América antes de América. Como dice don Domingo, ya pasó, no vamos a discutir indefinidamente si la "verdad" está en el Museo de Indias, o en las manifestaciones de indígenas que rememoran la masacre de la conquista. Ahora que, respecto a conquista, se dice que la conquista en
México la realizaron los mexicanos (aliados de los españoles), y la independencia de México la hicieron los cerebros y dirigentes españoles, criollos y mestizos más hacia lo español.
 
Pero vamos, don Juan Carlos maneja crítica y mesuradamente esa historia del, a final de cuentas, encuentro y (casi) fusión de dos culturas. Pero don José maría Aznar, plantea un mensaje paternal /
maternalista irritante.
 
Bueno, no es el caso de debatir cómo se ve la historia de ese encuentro a partir del siglo 15., sino, por encima de las debilidades, sentimientos frágiles y subjetividades de cada quién, hacer privar la
honestidad intelectual y el afecto en sus mejores manifestaciones de cada quien y para cada cual.
 
Omar Kayam Villalpando Barriga
Ecólogo y admirador de HaD
Texcoco, MÉXICO