Debates


Historia digital


Por lo que he podido ver me gustaría hacer una serie observaciones sobre el debate que se está llevando a cabo:

1.- Mi absoluta conformidad con la valoración capital de Internet como medio de difusión, coordinación y búsqueda de recursos para las distintas investigaciones o trabajos. Sin obviar las dificultades de fiabilidad o crítica que dichas fuente o publicaciones en red pudieran tener.

2.- La consideración de la necesidad de implicar los medios informáticos en la enseñanza de la historia me parecen capitales de cara a no perder posiciones con respecto a otras disciplinas. La cruz en este caso vendría de la mano de los problemas de evaluación del trabajo de los alumnos y, en mayor medida, de las posibilidades de disposición de equipos y conexiones adecuadas a la red. Problema no menor.

3.- Por último, me gustaría contestar a Xavier Díez. Comenta él que las nuevas tecnologías no van a suponer un giro copernicano en nuestra disciplina. No estoy de acuerdo. Hasta ahora las investigaciones históricas se han estructurando haciendo referencia a modelos de tipo arquitectónico, es decir, infraestructura/superestructura, medio-economía/sociedad-política-mentalidades. Este tipo de estructuraciones y sus fallos fueron pestos de manifiesto por los posmodernos que acabaron por echar por tierra estas construcciones. Sin embargo, una voz ya se había levantado con anterioridad: Lucien Febvre defiende que frente a este tipo de metáforas o excesivo estructuralismo -del que llega a acusar a miembros de su escuela-, él plantea que se pase a modelos en red, él utiliza el simil de la electricidad. Hoy en día, actualizando su pensamiento, la posibilidad de nuevos modelos no jerárquicos de análisis social permitirían ver las distintas influencias y relaciones entre los distintos elementos que conforman las sociedades, mostrando más claramente las mutuas relaciones. Además permitiría superar la fragmentación de la disciplina si partimos del hecho de que cada elemento de una sociedad (política,precios, vestido, medio ámbiente,...) son un reflejo del resto: el hipertexto, los vículos, la presentación informática, permiten mucho mejor, con un salto de calidad importante, partir de la evolución de un elemento concreto llegar a través de enlaces a la descripción de toda la sociedad. En conclusión, la informática e internet permiten la presentación de modelos históricos en red, más allá de su mera utilización como medio: el medio es el mensaje.

Muchas gracias por la atención prestada.

José Anido Rodríguez
Universidad de Santiago de Compostela