Debates


Historia digital

 
Hola a [email protected]

Ni tan siquiera un centro de Secundaria muy bien dotado de recursos informáticos daría a cada estudiante la oportunidad de sentarse ante un PC más de cinco o seis horas semanales, incluyendo las específicas de la asignatura de Informática. Quizás en algunos centros universitarios esta cantidad pudiera ser el doble. Pero poco más.

Si nuestro trabajo se desarrolla (como en mi caso) en un contexto social especialmente empobrecido (Jinámar, Gran Canaria) tampoco es posible recurrir a los medios familiares. De modo que el ordenador e Internet son un recurso educativo escaso.

Sobre todo si se pretende emplear como un sustitutivo del libro de texto o de las lecciones magistrales. Y en la Red existe una multitud de productos de esa clase, porque se ha querido trasladar a ella el modelo pedagógico imperante en las aulas.

Sin embargo, esta respuesta ante el nuevo medio parece destinada a fracasar. Los límites materiales son un factor. Pero también lo es su enfoque reduccionista, extremadamente empobrecedor del uso pedagógico de esta tecnología y, aún más, de la enseñanza de la Historia.

Enseñar mediante la investigación en el aula me ha permitido superar ambos obstáculos, empleando la Red de forma limitada, pero haciendo un uso más enriquecedor de ella. Y, al mismo tiempo, este uso ha facilitado y potenciado en buena medida el método de enseñanza.

En la gran mayoría de los casos he sido yo quien ha buscado y seleccionado la información o intervenido en foros para ofrecer a mis estudiantes recursos con que problematizar su pensamiento y verificar sus hipótesis. Ello me ha obligado desde el principio a reflexionar sistemáticamente con el alumnado sobre el origen, naturaleza, categoría, fiabilidad...de toda la información, y no sólo la obtenida a través de la Red.

Desde mi punto de vista esto contribuye mucho más y mucho mejor al desarrollo del conocimiento y del pensamiento históricos que el ejercicio de los procedimientos concretos de documentación a través de Internet. Éstos probablemente ya los conocen los estudiantes o los aprenderán como contenido curricular.

Saludos cordiales,

Domingo Marrero Urbín

Profesor de Secundaria
Las Palmas de Gran Canaria