Debates


Historiografía latinoamericana


 

Estuve leyendo las opiniones vertidas desde el número 6 hasta el 17 en relación al tema de discusión. En las siguientes líneas tratare de poner a consideración algunos aspectos que deben comentarse, todo ello desde mi perspectiva como docente universitario (de las materias Historia de América s. XIX y Seminario de Tesis) que me permiten tener una visión luego de conversaciones en las respectivas materias con los estudiantes de pregrado en la única Carrera de Historia que funciona en Bolivia (la Universidad Mayor de San Andrés de la ciudad de La Paz).
 
El hecho de no haber podido leer las opiniones vertidas en las primeras cinco  notas, probablemente me lleve al error de repetir algo que ya se dijo con anterioridad, si es así les pido disculpas.
 
Considero que la historiografía de nuestro continente ya ha avanzado como para tener su propia identidad, si bien sería interesante utilizar el término que dicen los colegas venezolanos de “sudacas”, no debemos olvidarnos de nuestros colegas que están en México, los países centroamericanos y los del Caribe.
 
A ello debemos agregar la presencia de importantes centros de enseñanza que nos han permitido ver nuestra realidad desde adentro. El Colegio de México, La  FLACSO en sus distintas sedes y la Universidad Andina Simón Bolívar, en la sede ecuatoriana, sin dejar de lado lo que están produciendo las distintas unidades académicas de los diferentes países latinoamericanos. Instituciones que han cobijado a historiadores que le han dado otra imagen a nuestra historiografía. Como un ejemplo se podría citar las propuestas que desde hace varios años atrás lanzó Carlos Sempat Assadourian. A este nombre se le podría agregar muchos mas que tienen una óptica desde adentro.
 
El que nuestros historiadores se hayan formado  en escuelas europeas y la de los Estados Unidos, no significa que a estas alturas “de la historia” todavía debamos estar sometidos a las “teorías subalternas europeas”, que no significa caer en un  chauvinismo.
 
Las realidades de los diferentes países latinoamericanos es como dice la colega mexicana “cada país tiene su realidad”. Cuidado en querer generalizar  de que nuestra historia tiene factores comunes, pues si bien nos puede unir un proceso colonial (hispano o lusitano) el uso de la mano de obra es diferente en México, el Ecuador, Colombia, para no citar a la actual Bolivia que a su interior tiene diferentes realidades dentro del mismo tema de la mano de obra.
 
Juan H. Jáuregui
Grupo de Estudios Históricos La Pesada
La Paz, Bolivia