Hola, soy alumno de 3º de Historia de la ULL y escribo estas líneas para felicitar Fernando Hernández Sánchez, por su último artículo con cuyos postulados me identifico plenamente. No debemos cegarnos en un debate entre historias nacionales de distinto signo o bandera, ya que nuestro verdadero objeto de estudio debería ser como se construyen y construyeron las identidades nacionales que componen el solar ibérico, ya que la nación no es un término del que se pueda decir: "existió siempre", si no que ha sido históricamente construido, es decir, no hay una "esencia de nación" al más puro estilo hegeliano. Este concepto nace quizá en la Francia revolucionaria de 1789 como parte del discurso que adoptan los burgueses del tercer estado contra el absolutismo, ¿Cuándo llega a España?, ¿cómo es aquí interpretado?, ¿quienes lo adoptan?, y sobre todo ¿por qué? deben ser las preguntas a contestar, muchas gracias por su atención.

 

Jorge Sánchez Morales
Universidad de La Laguna