Bueno, pues "reforma habemus..."... (aunque, sin ver aún el documento oficial, yo no vea la enjundia por parte alguna lo que atañe a la distribución de contenidos en la ESO ya lo veníamos haciendo en todos los institutos por los que un servidor ha pasado en los últimos años. Por lo que respecta al Bachillerato, eran las comisiones de Selectividad de las Universidades las que dictaminaban que los contenidos relativos a la etapa anterior a la crisis del Antiguo Régimen no entraban en el examen de acceso por lo apretado del programa y la consuetudinaria premura de tiempo, pero los temas de prehistoria, antigua y medieval ya figuraban en el currículum...Por cierto, bonita reforma esta que amplía contenidos pero no amplia horario va a ser gracioso ver cómo se atiende a la explicación de los últimos temas -como siempre...-, justamente los relativos a la Historia más próxima). Y bien, ¿cambia en algo lo existente este supuesto parto ratonil? Podría parecer que no, pero ojo a lo que vendrá en forma de prescripciones para la evaluación de los contenidos ahí es donde vamos a ver la plasmación de cierto tipo de ideología, que haberla, hayla... Mucho más diáfano que el discurso silabeado por la Ministra ante los medios de comunicación convocados al evento es el artículo de hoy (15/11/00) del ABC. Ahí van unas cuantas perlas y el que quiera entender, que entienda (las cursivas y los subrayados son míos; las negritas, de la hoja parroquial de la caverna...)

"La Historia mejor contada La Ministra de Educación desempolva a los Reyes Católicos. Qué, quién y cuándo. Vuelven las tres referencias esenciales de anclaje a la realidad que la Logse escamoteó a los escolares españoles." ( ¿El por qué y el para qué ya no cuentan?)

"En un revisionismo tardío, España está reaccionando en la misma dirección que ya tomó Francia hace unos años menos inmersión en el contexto social y más Carlomagno. Finalmente, el personaje y el acontecimiento son los elementos que «enganchan» al alumno, por su contenido épico y narrativo. ¿Quién no se acuerda de las gestas del Cid, de la sobrecogedora Campana de Huesca, de Guzmán el Bueno y su puñal? (...) " (Solo faltan los últimos de Filipinas, el general Moscardó y el Alcázar de Toledo...)

"Isidoro González, catedrático de Didáctica de las Ciencias Sociales de la Universidad de Valladolid, ( colaborador en la elaboración de la Ley Villar Palasí de 1970 ) que acaba de ser nombrado director del Instituto de Formación del Profesorado del Ministerio de Educación y Cultura<<El hecho es que la estructura feudoseñorial, a un chaval de doce años, le aburre hasta extremos insospechados. Hemos teorizado sin tener en consideración la edad mental de los alumnos. La cronología, los personajes y los acontecimientos son asideros fundamentales. Y hoy sé que hay que volver al Cid y a la batalla de las Navas de Tolosa para que no aborrezcan la asignatura. Sin contar con la pérdida de referentes lingüísticos y culturales. ¿Sabe ya algún chaval por qué se hacen «las cuentas del Gran Capitán», o qué quiere decir el que «quema sus naves»? Tanto rigor científico sólo ha tenido un resultado práctico empobrecimiento>>". (¿Algún comentario...?)

Saludos a todos y que nos sea leve..

Fernando Hernández Sánchez