Debates


¿Qué pasa con la Historia de España?

 
Hola a todos/as, llego un poco tarde al debate, pero quisiera hacer dos puntualizaciones:

1.- ¿No deberian los historiadores dejar de mirarse el ombligo y hacer su trabajo?, me parece que fué churchill quien dijo. "la guerra es demasiado importante como para dejarsela a los militares", ¿no se podia aplicar lo mismo a la historia, en la actualidad ¿no estan lo que trabajan con la historia muy ensimismados en si mismos y en sus problemas metodológicos y de confrontación ideológica que se olvidan de su papel más fundamental, estudiar y enseñar historia?.

2.- En sus críticas al informe de la RAH, muchos de los que aquí han escrito, idependientemente de su valoración profesional del informe, hacen uso de adjetivos como franquistas, retrogados, o califican a un peridodico de tirada nacional de hoja parroquial cavernaria, ¿no están ponien dogmáticos e intransigentes?, ¿no incurren en los mismos postulados que critican?.

Finalmente, en mi humilde opinión, y como simple aficionado a la historia, son los mismos historiadores los que politizan la historia, los politicos sólo saben utilizar las armas que se les dan,, y estas las proporcionan los historiadores, con sus argumentos, juicios de valor e intenciones, con sus calificaciones (vease la intervención sobre la imposibilidad de escribir sobre la Historia de España Prehistórica).

Y un añadido, al igual que otras disciplinas científicas, como puede ser la Medicina, son los hospitales punteros y las facultades de Medicina las que se encargan de orientar la práctica médica, y asesorando a los poderes publicos promover medidas que mejoren nuestra salud, ¿que hacen las facultades de historia, Institutos de Enseñanza, Academias, y otros organismos que se semeje a esto?. Al público no le llega nada de nada de lo que hacen nuestros historiadores ni de su importancia y consecuencias, ¿tan dificil es tener unas buenas relaciones públicas con los medios de comunicación social?, ¿o es que es preferible seguir en el aislamiento académico y lamentarse de la mala situación de la historia?. La solución puede ser la imaginación, sino vease las revistas de divulgación histórica, la gran tirada que tienen, ¿no sería posible hacer lo mismo en una de las cadenas nacionales, tratando los diversos temas con la mayor objetividad posible, y con opiniones encontradas?, insisto, imaginación.

un saludo a todos

Juan Muñoz-Mingarro Martinez
Agencia Nacional para la Acreditacion y la Evaluacion Sanitarias (ANAES)