Debates


Lo latino en la historia occidental


Empezando por lo menos relevante quisiera recomendarle a José C. Trejo que leyera, cuando menos, el primer mensaje de cada debate antes de participar en él, queda claro que no estamos entendiendo el término "latino" de la misma forma, el debate versa sobre el valor de lo latino = romano, o greco-romano, inclusive, en la historia occidental, no lo latino en tanto que americano. Por otro lado, me parece que si vamos a participar en un debate con alguna pretensión de seriedad debiéramos, por lo menos, escribir con cuidado, es penoso que, de un mensaje de 92 palabras, 18 tengan errores de ortografía, entre ellas Antropología, antropológicas, Yucatán, historia, es decir, las palabras que, por descontado, un antropólogo yucateco debería escribir correctamente. Si bien es cierto que este es un foro "informal", no lo es menos que las reglas ortográficas son tan aplicables aquí como en un ensayo para publicar. No es un ataque personal, francamente me preocupa que las contribuciones de mis compatriotas siempre hablen tan mal de la educación en México.

Y ahora, al grano. Si bien es cierto que la cultura occidental, como la conocemos, debe gran parte de su ser a la herencia greco-romana, no puede negarse que existe una influencia evidente de las tribus germanas, es decir, de esas tribus bárbaras de que se habla en el primer mensaje de este debate. El hecho de que esas tribus se hayan cristianizado con el tiempo no demerita en nada la aportación original que éstas hayan podido hacer a la cultura occidental, tanto más cuanto que el cristianismo, por más que haya tomado carta de naturalización en Roma, no es, en sí mismo, una creación romana, mucho menos griega, y tampoco puede negarse que el cristianismo aglutina, si bien filtradas y disfrazadas, muchas creencias "paganas", adaptadas a la nueva religión para hacerla más accesible a las personas que se buscaba convertir. Este proceso no se dio nada más respecto de las tribus germanas, se dio, en su momento, respecto de las propias civilizaciones nativas americanas.

Si bien es cierto que las tribus germanas se incorporaron al Imperio Romano y recogieron algunas de sus instituciones, si bien es cierto que se consideraron herederas de éste, no se puede negar que el mundo, como lo conocía el Imperio Romano, dejó de existit con la caída de éste y las instituciones medievales tienen mucho de tribal y de "bárbaro". La propia institución del feudalismo es una novedad que en poco o nada se asemeja a la organización romana, me parece que está mucho más cerca de la organización tribal germánica, con los pactos de sumisión, los rituales de vasallaje, etc. La disolución de instituciones "nacionales", como el ejército romano, por ejemplo, para dejar paso a fuerzas comandadas, pagadas y regidas por un señor feudal (léase jefe tribal) también habla mucho de la influencia de la mentalidad germánica.

El renacimiento representó, en cierto modo, una condena a la vida medieval y un retorno abierto a lo que se consideraba la tradición más pura y "civilizada" de organización occidental: el mundo greco-romano, los despotismos ilustrados son mucho más similares al Imperio Romano de lo que, en cualquier momento, pudieran haberlo sido los reinos medievales, por más que éstos se pretendieran herederos de aquél.

El mundo de hoy es, principalmente, una herencia del mundo renacentista y del mundo de los Estados-Nacionales del siglo XIX, pero la influencia del pasado medieval no puede negarse. Los propios estados nacionales abrevan, en forma importante, de tradiciones de carácter medieval, si bien cubiertas por el velo del romanticismo.

Si las aportaciones de las tribus germánicas en la configuración política del mundo de hoy pueden no ser considerables, sus aportaciones en el mundo de la cultura no se pueden negar. La arquitectura gótica es mucho, pero mucho más que una simple evolución del románico. Las tradiciones orales "célticas" que viven, aún hoy, en muchos de los pueblos europeos y son de gran relevancia, no vienen de Roma. Si bien es cierto que algunas de esas tribus "bárbaras" usaron el latín y dieron lugar a las lenguas romance, no lo es menos que también sus propios idiomas contribuyeron a la formación de los distintos idiomas europeos. Más aún, los que hablamos castellano, los que hablan francés, italiano, portugués, podemos decir que nuestras lenguas derivan principalmente del latín, no obstante, otras tribus germánicas mantuvieron sus idiomas con mucha menor influencia del latín (claro, aquellas en cuyas tierras el dominio del Imperio fue mucho menor) dando pie a idiomas como el propio alemán!

Las aportaciones culturales de, por ejemplo, Wagner, serían incomprensibles sin la tradición germánica.

Un fenómeno como las cruzadas sería incomprensible sin la influencia germánica. Sin entrar en detalles ni debates sobre la verdadera motivación de estos movimientos, no puede negarse que las guerras de religión no se adecuan al perfil del Imperio Romano, más bien tolerante de las creencias ajenas, es más bien acorde con la mentalidad germánica, cuyas creencias religiosas eran infinitamente más profundas y menos "decorativas" que las romanas (en los últimos tiempos de Roma, cuando menos), se dice que los celtas preferían vivir en la esclavitud a que sus pueblos perecieran por completo y sus dioses no tuvieran quien los adorara, sea o no cierta esta leyenda, creo que nos da una buena idea de la forma en la que los bárbaros vivían la religión y me parece que la adopción masiva del cristianismo también obedece mucho más a la mentalidad bárbara que a la romana.

En cualquier caso, considero que no debe soslayarse la importancia de las tribus bárbaras en nuestra historia, debe reconocérsele como un factor fundamental, sobre todo, en la formación de los estados nacionales e, incluso, en los nacionalismos europeos que hoy cobran cierta fuerza.

En conlcusión, me parece que es verdad que el mundo medieval estuvo fundamentalmente apoyado en las raíces germánicas o "bárbaras", la diferencia entre ese mundo y el mundo romano es abismal, no habla de una "evolución", habla de una verdadera "ruptura", y no es que lo latino haya quedado reservado a los monasterios y a las universidades, es que ellos mismso fueron también grandemente influenciados por la mentalidad "bárbara", el papel de un monje, de un sacerdote cristiano, por ejemplo, es mucho más similar al de un druida que al de un sacerdote romano, y fue el renacimiento el que representó una  verdadera vuelta a lo latino.

Ma. del Carmen Ordóñez
Ordóñez y Asociados, S.C.
México