Debates


Negacionismo


Estoy absolutamente de acuerdo con vd. El hecho de  que cada crisis que hay en Oriente Medio en la que está el estado de Israel implicado  rotescamenente vaya seguida  de la proyección  en las televisiones ocidentales de algo relacionado con el Holocausto es  unha señal de que algo  ocurre  con el fenómeno. ¿Por que  los historiadores han aceptado sin ningún tipo de dúda  la cifra de los 6 millones de judiós muertos? Una cifra mantematicamente imposible porque no había tantos  en los paises implicados en  el momento en que fueron víctimas del nazismo. Además, ¿ No es sionismo una forma de fascismo que antepone la idea  ancestral  de un pueblo mítico a la matematica  sociológiga del número de  individuos? ¿ No es el "Gran Israel " lo equivalente sionista  del Espacio Vital? ¿No es la eliminación sitemática  de los otros, los palestinos, la misma práctica llevada a cabo por los nazis contra las llamadas "razas inferiores". Lo sorprendente es que Occidente ha tomado postura aceptando las tesis sionistas  como uno de los axiomas dele pensamiento único mientras se criminaliza a los oponentes
 
Saludos y ánimo
 
J Francisco Correa
Profesor de secundaria (Instituto de Secundaria nº 1 de Pontedeume) y doctorando de la Universidad de Santiago de Compostela

++++++

Es un placer  saber que en el mundo uno no está  sólo ni  es un loco que va contra corriente. Vd. expresó  con mucha mas claridad que yo los pensamientos que  me asaltan cuanto, a través de  los medios de comnicación   me siento un tanto desalentado ante el cinismo universal que se ha impusto en los últimos años.
 
Que sea  bienvenida la comunicación virtual
 
J Francisco Correa
Profesor de secundaria (Instituto de Secundaria nº 1 de Pontedeume) y doctorando de la Universidad de Santiago de Compostela

++++++++++
 

Todas esas cosas de la que habla son innegables y nadie  las discute. Lo que se discute es el monopolio por parte de  los judios del  usufructo, por decirlo de algún modo, de los beneficios derivados del sufrimiento  durante la II Guerra Mundial, imponiéndose estimaciones gratuíatas  como dogmas e obligado complimento. Por ejemplo en una estimación muy generosas Martínez Carreras ofrece la  cifra de 5 millones de judios muertos durante  la guerra, mientras otros hisoriadores aludiendo al número de judios europeos  y al número de supervivientes , no acptan una  cifra maior de 3 millones. En todo caso aunque fueran 30o suprondría  la misma monstruosidad. Lo que se discute  no es eso sino  el hecho de impedir que se haga sobre  ello un trabajo serio que incluyera todos los parámetros en Juego. La URSS, y eso nadie lo discute,  perdió 20 millones de individuos, lo equivalente a dos veces la población actual de Portugal. Si eso no es genocidio, non hay ningún otro. Polonia perdió 6 millones y los gitanos, inválidos  y deficientes mentales, así como los  asesinados por  tener una determinada ideología, nadie los  contabilizó.¿ A quien le interesa saber el número de anarquistas, socialistas o comunistas muertos?; total, como en la alabada película de Buenas tardes y buena suerte, se  da por sentado que está bien perseguirles. Por otra parte está el tema, nada estudiado del colboracionismo y del estado de Israel,  racista  y antidemocrático que el sionismo  y judaismo  internacional,  llevan casi 50 años manteniendo a costa del  los derechos legítimos y fundamentales de  las gentes que vivían en el territorio que ocupan. Aún así siguen presetándose la mundo como las víctimas

J Fc. Correa.
Profesor de Secundaria y doctorando
A Coruña, España

+++++
 
Su planteamiento no puede dejar de ser aceptado desde una postura racional tal  como lo presenta en los primeros  párrafos. Efectivamente, la palabra holocausto nos pude servir para reflexional de hasta que punto puede lleagar la irracionalidad humana, sobre todo  instaurada como  centro de poder. Si es así lo ocepto.Pero, a lo largo de su comunicación, vuelve usted a la verdad oficial, inaugurando sus argumentos  con un repetido , se equivocan. Esa expresión suena a anatema.
 
Es evidente que estamos en contra de los que niegan el holocausto, ni tampoco estamos con los que relativizan este horror. Incluso  la cuestión del número nos parece secundario porque es evidentes  que la muerte de una sola persona por su raza es una tragedia
 
Pero vayamos por partes. Lo de los seis millones creo que surgió de un titular de prensa nacido de una agencia de parte. Eso para un historiador tiene importancia si busca la verdad, porque si bien un fenomeno  como el llamado holcauto nos puede servir de  paradigma y de vacuna contra los excesos de ciertas ideologías, el hecho de que se converta en un instrumento de propaganda para una parte concreta es inaceptable porque supone negar el presupusto de partida.
 
En otro orden de cosas, usted empieza identificando el  holocausto con la política del os nazis destinada a eliminar y erradicar al otro, a las no personas , y con eso estamos de acuerdo;  pero luego identifica esas no personas  con los hebreos y ahí ya disentimos porque, si matar a un sólo judio por serlo es una atrocidad -para los judios un holocasuto -, lo msimo debe ser matar a un lisiado, o a un  gitano, o a un comunista,por el hecho de que lo sean, ¿O no?. Ahí es donde entra el holocausto y los holocaustos. Si estamos elevando a paradigma de irracionalidad el asesinato de unos  mientras que esa afirmación niega  o  deja en la oscuridad los otros, ¿Dónde está los DD.HH.? Dígaselo usted a los republicanos españoles o a sus descendeintes, por no ir mas lejos, que perdieron la vida en los campos de concentración por ser antifranquistas. ¿No es acaso la misma iracionalidad, matar por raza que por ideología? Porque ahí radica precisamente la esencia de los derechos humanos. Por otro parte, desde mi posicón, nos es la utilización que los judios hacen, a nivel interno, del holocausto lo que me indigna. Es légitmo. Lo que indigna es la utilización a nivel internacional que se hace de ese horror, que se puede entender como una forma de chantaje. Lo mismo pasa con el hecho de  que cualquier prinunciemiento crítico sobre el tema se tache de antisemita, lo que nos recuerda la reciénte aún censura franquista Y como última reflexión, yo diría que el historiador  se equivoca sólo si niega los hechos evidentes o si los  tergiversa intencionadamente o si los desconoce pos su propia negligencia. Pero, en caso contrario,todas las opiniones basadas en hechos constatables -el terrorimos del estado de Israel y la legitimidad de las pretensines palestinas - pueden servir para esclarecer la verdad y eso es bueno par la humanidad y para sus derechos. Porque la negativa a investigar u opinar sobre hechos mas o menos dolorosos y conocidos, lleva a la oscuridad, al ocultismo, a la verdad  que lo es por ser cien mil veces repetida. Eso es malo y se equivocan quienes están en esa posición que no tiene nada que ver con los derechos humnanos sino con los derechos de unos cuantos.
 
J. Francisco Correa
Profesor de IES y doctorando