Debates


Negacionismo


Estimados participantes.
 
    He leido detenidamente las opiniones de cada uno de los participantes sobre este interesante debate que ha recobrado un inusitado auge a raiz de las declaraciones del Presidente de Irán, al negar que el holocausto en donde murieron asesinados en masa 6 millones de judios y otras minorias fue sesgado por intereses y manipulaciones de la propia comunidad judia, la cual ha victimizado este hecho y lo ha explotado en el cine hasta el cansancio a favor de la propia causa sionista.
 
     Para el historiador que estudia el pasado con etica, responsabilidad y mentalidad cientifica la historia no puede convertirse en un tribunal en el cual se jerarquiza cuál tipo de genocidio tiene más valor con respecto a otros o cual pueblo ha sufrido más. Esta actitud apasionada y emocional contribuye más bien a seguir negando la posibilidad de esclarecer los hechos y decubrir la verdad sobre cualquier hecho histórico. Hasta ahora no hay ninguna prueba científica que contradiga que el holocausto no fue un genocidio y que no fue planificado de manera sistemática por los nazis. La historia obviamente puede revisar los hechos y reinterpretarlo a la luz de nuevos datos y análisis más precisos y menos sesgados, pero pretender manipular la historia con fines políticos es negar la historia y falsearla independientemente del hecho estudiado.
 
    El negacionismo intentó reinterpretar la historia de estos acontecimientos durante la segunda guerra mundial y la realidad es que no ha logrado aportar datos nuevos confiables sino al contrario sólo ha negado el asesinato en masa del pueblo judío afirmando que no existieron cámaras de gases y un plan preconcebido. La realidad histórica ha sido otra, existieron las cámaras de gases y la persecusión fue dirigida especificamente en contra de esta comunidad. Intentar negar esta historia, y en esto estoy de acuerdo con lo sustentado con el colega Alfredo Germán Gómez, es querer borrar un acontecimiento que se ha convertido en memoria historia de la humanidad, y del cual el mundo no puede olvidar porque se trata de estudiar la naturaleza humana y cómo puede degenerar en la búsqueda del poder. Por favor, que si no existió Ana Frank o su diario fue manipulado, que si sólo hubo 800 mil muertos, es sólo querer negar un genocidio que debe ser evitado en contra de cualquier pueblo de la humanidad y detener cualquier proyecto totalitarista.
 
    Por supuesto, deben condenarse cualquier tipo de genocidio, ya sea el acometido en contra del pueblo de Irak, el protagonizado por Milosevic, el de los turcos en contra de los armenios, el de Japón contra china, en fin, el ser humano debe defender el derecho a la vida, y condenar la violencia en cualquiera de sus expresiones.
 
    Así mismo debe condenarse los hechos en contra del pueblo palestino ante un Estado que no ha sabido negociar por no dar su brazo a torcer. No obstante, el holocausto existió con toda su crudeza, las fotos sobre esas masacres no fueron inventadas. Por favor, debe haber seriedad en lo que se afirma. Intentar explicar la historia sin condenar por condenar, más ilustrar, dar luces y extraer lecciones políticas, sociales y morales sobre bases científicas, es lo que debe hacer el hombre para no seguir degenerando en su proyecto de civilización, pues sólo seguiriamos actuando como seres irracionales y simple lobos en contra del hombre.
 
    Ahora bien, estoy en contra de penalizar el querer revisar los procesos de culquier hecho histórico, pues ello vulnera el librepensamiento y la investigación científica muy por encima de las psoiciones que se sustenten, debe prevalecer la libertad ante todo.
 
Henry Parejo Hernández
Historiador Universidad Central de Venezuela