Debates


Negacionismo


Bueno, creo que debo hacer una puntualización sobre la intervención del señor Wilkinson. Sí hay otros casos de negacionismo: a bote pronto se me ocurre el caso del genocidio armenio en la Primera Guerra Mundial, negado por el gobierno turco contra toda evidencia. Pero, mucho más cercano, el caso de la Guerra Civil Española de 1936-39 está siendo en los últimos años un vergonzoso ejemplo, con pseudohistoriadores como César Vidal o Pío Moa, autor este último que afirma sin sonrojarse que la guerra no empieza en el golpe de estado del 18 de julio de 1936, sino en la huelga de Asturias de 1934, mientras Vidal habla de un supuesto “genocidio rojo” en Paracuellos llegando a citar artículos inexistentes del diario La voz (al respecto recomiendo el libro Anti-Moa, absolutamente esclarecedor). Todo ello, por supuesto, sin negar la matanza efectivamente existente en aquél episodio.
 
Pero la existencia de otros negacionismos más allá del referente al nazi no debería ser un obstáculo para la realización de debates como los que el propio señor Wilkinson propone. Incluso le doy la razón en que hacer pagar a los alemanes actuales el pato por lo que sus abuelos o bisabuelos hicieron es no sólo injusto, sino incluso absurdo. Tanto como la petición de que España pida perdón por su política colonial en América en un momento en que ni siquiera existía dicho estado. Un principio fundamental del derecho moderno es que uno sólo es responsable de sus actos, no de los de sus predecesores, sin menoscabo de que se pueda (incluso tal vez se deba) actuar para compensar de algún modo a los que sí están sufriendo hoy las consecuencias de esos actos.
 
Sergi Viciana Fernández
CFA Sant Roc