Debates


Historia y objetividad

 
 Desde mi punto de vista la historia nunca puede llegar a ser objetiva. Esto es porque si la historia no se puede conocer en su totalidad, y la mayoría de las veces lo que hace el historiador es interpretar la historia, ya que por falta de fuentes o por otra razón hay "vacíos en la historia".
 
Para analizar un hecho histórico desde un punto de vista objetivo, necesitamos reunir la mayor cantidad de información "imparcial" que haya sobre ese hecho, porque muchas veces estudiamos lo que ha hecho otro historiador, y no sabemos hasta que punto su trabajo es objetivo o  subjetivo.
 
Es muy complicado llegar a hacer una historia objetiva real, porque muchas veces se manipula la información, desconocemos hasta que punto las fuentes que manejamos son objetivas, y no sabemos si se escribieron esas fuentes en beneficio propio.
 
Cuando el historiador examina unas fuentes, él hace su interpretación, aquí comienza el trabajo, pero sino hace nada por desligarse de influencias subjetivas, no estará realizando un buen trabajo de investigación, y este punto de partida condicionará el resto del trabajo, llegando en algunos casos como ha pasado a la "manipulación de la  historia".
 
Ya que muchas veces se ha manipulado por intereses políticos, religiosos o económicos, utilizando la historia para un fin concreto. Esto hará que tengamos un conocimiento de la historia inequívoco, los futuros historiadores sino se dan cuenta de esto pensarán lo mismo que se ha escrito. Por eso hay que formar a los futuros estudiantes para que se cuestionen la objetividad de la historia.
 
Si la historia la estudiamos y analizamos los datos utilizando un método parecido al científico, pues su fin es la de llegar a la objetividad. Pero si consideramos a la historia una ciencia, es una ciencia que no es exacta, porque para un mismo hecho hay diferentes causas que lo producen, aunque siempre imperen unas más que otras.
 
Concluyendo no hay objetividad histórica porque la subjetividad del hombre la hace imposible.
 
La historia debería ser objetiva por su finalidad, pero eso es muy difícil de conseguirlo. El trabajo del historiador siempre será subjetivo. El objetivo de la historia no es acumular hechos, ha de ser útil para la información de los ciudadanos, que nos estimula a desarrollar nuestra capacidad crítica, a valorar,...
 
Antonio Jiménez
Universidad de Castilla - La Mancha