Debates


Historia y objetividad


Amigos: El hecho puede precisarse y rodearse como un periodista rodea su noticia:. El avión se vino a tierra por una falla mecánica; murieron 52 pasajeros y 18 quedaron heridos, de los cuales 12 ya han sido dados de alta, 4 permanecen en cuidados intensivos y 2 quedaron inválidos. Podemos descubrir y describir el tipo de falla, el itinerario, los nombres de la tripulación con sus años de servicio, sus edades, el estado civil, el número de hijos, y partir de las fotografías podemos hacer la descripción antropométrica y fenotípica e incluso abundar en muchas más precisiones. El problema comienza en las causalidades. Una falla mecánica, está bien, pero, ¿por qué? ¿El piloto no la percibió a tiempo? ¿Los mecánicos no hicieron buen mantenimiento? ¿Fatiga de los metales? ¿Y por qué el piloto no la percibió? ¿Por qué los mecánicos no hicieron el mantenimiento bien? ¿Por qué la empresa no ha hecho cálculos del ciclo de vida de sus aeronaves? Cada una de estas preguntas conduce a otras en progresión geométrica. Por otro lado, de dos mujeres que iban en el avión, una murió y el marido se volvió alcoholico y un día lleno de ira contra el mundo, mató a su jefe en la empresa donde trabajaba. Lo que el pobre hombre nunca supo es que su mujer iba en el avión con su amante. Como consecuencia del asesinato del jefe, el hijo de éste, un superdotado para el pensamiento abstracto, con un futuro asegurado como ingeniero astrofísico, no pudo seguir estudiando. El hubiera descubierto aleaciones metálicas capaces de resistir velocidades mayores a la luz. El accidente del avión retrasó la colonización del espacio. Y así sucesivamente. Por otra parte, podemos medir, por los hechos, la regularidad de los accidentes de aviones con precisión estadística. Pero la vida de los hombres, de los grupos sociales, de la infinidad de relaciones que se presentan en los hechos, de sus causalidaes generales y particulares y de sus efectos, por ejemplo, un político neoliberal, con alta aceptación en su país murió en el accidente. Como consecuencia su partido perdió las elecciones y ganaron socialdemocrátas consecuentes, que cambiaron la política económica y establecieron alianzas internacionales que permitieron modificar las premisas de la globalización. ¿Cómo incide lo fortuito en lo social? ¿Y hacia donde va todo ello? Los hechos son los hechos y debemos precisarlos con rigurosidad, pero todos ellos están rodeados por contextos y los hombres toman todos los días decisiones, a veces fortuitas y a veces plenamente concientes, que obran a su vez sobre los hechos y sobre los contextos. ¿Qué tal,que por una reunión de última hora el político neoliberal no hubiera podido viajar y hubiera ganado las elecciones? ¿Qué Enrique el impotente rey de Castilla finalmente hubiera logrado hacer reconocer a Juana La Beltraneja? Isabel la católica no figuraría en la historia y a lo mejor España y Portugal serían una sola nación. Ahora, en la interpretación, en la lectura que yo hago de los hechos, suponiendo que han sido absolutamente recisados, juega mi propia perspectiva del mundo. Desde Enrique de Borgoña, Portugal comenzó a avanzar rápidamente hacia la modernidad. Quiza si portugal hubiera tenido la hegemonía en la península ibérica la historia hubiera sido distinta. A mí me es más simpático y aceptable Enrique el navegante que Felipe II. Tenemos pués, que las dificultades comienzan en las causas, en los efectos, en la lectura de la vida de los hombres que pesan socialmente, en el significado de la vida y la voluntad de las multitudes siempre anónimas, en la interpretación de los hechos. El ingeniero también interpreta, pero fenómenos cortos. El historiador, los contextos, la larga duración, o al menos no puede evadirlos. De ahí que el historiador requiera la objetividad de un científico natural, la mirada escrutadora de un novelista, la imaginación de un poeta y las honduras de un filósofo. Ah, y la plena conciencia, de que desde la selección del hecho y el método para investigarlo, ya está comprometido su propio mundo de la vida. De ahí uestra gran limitación y nuestra gran posibilidad. regunta: ¿Por qué están de moda los reyes católicos y los Austrias mayores? ¿Qué tienen que ver con la posición de España en la Unión Europea y con la idea de Europa?

Gustavo Quesada
Universidad Incca
Bogotá, Colombia