Debates


Positivismo


 
Sr. Jorge Oriola

No es arrogancia decir que Ud. hace un notable honor a la idiosincracia latinoamericana. Por naturaleza, tenemos la tendencia a no argumentar, a rehuír los debates, a zaherir al

contradictor y a utilizar frases triviales, -"de cajón, o lugares comunes, como las llaman los escritores, entre ellos García Márquez"- para desvirtuar las tentativas serias de llevar

a cabo polémicas constructivas, que tienden a llevar claridad absoluta sobre un tema. No, no es arrogancia decirle que Ud. es el clásico latinoamericano.

Como no le gustan los debates, haría muy bien en aislarse de ellos, dado que nada puede aportar, y no intervenga para difuminarlos, con distractorias columnas de humo.

La frase de los chimangos, si está en el poema de José Hernández -Martín Fierro- pero creo que es más antigua que todo eso. No puedo citar con exactitud si la leí en alguna obra de

Quevedo, o de Cervantes.

Sigo sin aceptar que los historiadores hagan presentes sus apreciaciones personales cuando imparten la información.El educador, tiene que limitarse a instruir sobre el hecho en sí, y permitir que el educando extraiga sus propias conclusiones, con el concurso de las ciencias adláteres, como la Filosofía, la Sociología, la Politología, etc...

De todas formas, y le repito, no es arrogancia tildarlo a Ud. de clásico latinoamericano y fiel exponente de esta mentalidad.No es hombre hábil en la discusión- Por eso, ante su imposiblidad de litis, de argumentación, de ágora, le ruego que se aísle en sus propias penas de anticontradictor. Y siga el consejo de José Hernández en Martín Fierro

"Aquí me pongo a cantar
al compás de la vihuela
que al hombre que lo desvela
una pena extraordinaria
cual la ave solitaria
con el cantar se consuela"

Pepe Sánchez
Periodista, Químico y Humanista Emérito, de la Universidad del Atlántico