Debates


Positivismo


Amigos foristas de HaD

Estimado Sr. Pepe Sánchez

Bien; atento a su mesurada y concreta respuesta veo que no habría posibilidades de debatir sana y disciplinarmente sobre el tema de las bases USA en su república de Colombia, al menos entre nosotros dos.

Me llama la atención que un positivista convencido de que se puede explicar "la cosa en sí, el hecho en sí" y que abomina de historiadores y relatores de la Historia que expresan desde su propia subjetividad las pretendidas explicaciones del "hecho en sí", que en sí mismo es o debería ser naturalmente objetivo, se exprese de modo tan subjetivo hacia algunos protagonistas de la reunión de UNASUR de Bariloche, la última de ellas.

Precisamente, calificar como "un tenorio de opereta bufa" a Alan García, presidente del Perú, y "esa farsa de Bariloche (que no) merece un debate" a la mencionada reunión de mandatarios, anticipa juicios más que críticos, yo diría demoledores y lapidarios, des-calificativos que alejan a Ud. de la pretendida y positivista objetividad de los hechos.

No era mi intención hablar de UNASUR-Bariloche sino de las bases USA en Colombia.

Finalmente Ud.alude a ellas pero dice

"Sobre el hecho en sí, la articulación de los tales destacamentos militares de Estados Unidos aquí, creo que tampoco hay materia para discusión. El presidente Uribe ha esgrimido ya sus razones para permitirlo y sus antagonistas han mostrado las suyas para no admitirlo. ¿No sería demasiado bizantino enredarnos en una polémica sobre quién tiene o no la razón? La situación ya ha sido más que analizada y sobresaturada en materia de información. La última palabra -como siempre- la tendrá Estados Unidos."

Creo, por el contrario, que todo suceso histórico merece su espacio de debate historiográfico, político, filosófico e ideológico, al menos para plantearnos diagnósticos menos vulgares y más precisos acerca del mundo que nos toca vivir y el que le dejamos a nuestros hijos y nietos.

Quizás las voces y propuestas de los protagonistas visibles no alcancen para armar algún cuerpo de ideas que faciliten el análisis y sea necesario más voces y más propuestas, y sobre todo entender los subtextos de tanto discurso televisivo. Precisamente, debe haber saturación de información superficial pero no la de fondo, la que al menos merece nuestra mirada disciplinar .

Por último, amigo positivista Pepe Sánchez, rechazo su mirada que quiero considerar, con todo respeto y buena voluntad, apocalíptica y no de simpatías... Dice "La última palabra -como siempre- la tendrá Estados Unidos." Por Dios!!!! ¿Está Ud. entregado a la voracidad de la gran potencia? ¿Considera factible-a mi juicio ingenuamente-alguna resolución salomónica de los Bush y los Obama? ¿O simplemente cree que a USA le corresponde y sólo a ella el inevitable rol de rectora mayor y única de los sucesos históricos?

Vamos, Pepe, que aunque a veces, muchos ganadores, gobiernos y facciones, se dediquen a escribirla, la Historia en cuanto hechos no la hacen los gobiernos y los ilustres sino los pueblos.

Un gran abrazo.

Jorge Oriola
UNIVERSIDAD de la PATAGONIA "SJB"
Esquel - Chubut