Debates


Positivismo


Leí la participación del Químico, Periodista y Humanista Pepe Sánchez y me motivó a escribir este pequeño comentario porque me llama la atención el hecho de que Pepe Sánchez plantee siquiera la posibilidad de excluir elementos 100% históricos, por el hecho de que representan el punto de vista de grupos con los que muy probablemente podríamos no estar de acuerdo, como serían las opiniones y/o descripciones de los exiliados cubanos sobre Cuba y los documentos Nazis sobre los acontecimientos en Auschwitz.

Alrespecto, creo que es ahí donde la objetividad del historiador entra en juego. Todas esas fuentes, todos esos documentos son históricos y el deber del historiador es valorarlos en su contexto para saber utilizarlos correctamente. No podemos excluirlos, pues caeríamos en el error de sesgar la historia y, como historiadores, presentar sólo una versión parcial de ella o la parte de ella con la que estemos de acuerdo. Eso no podemos hacerlo como historiadores. Al contrario, debemos tomar en cuenta todas las fuentes de información y mientras más de ellas tengamos, tendremos una visión más completa de los hechos y, por ende, un mayor entendimiento de los mismos.

Creo que la objetividad del historiador radica justamente en su ética y en la valoración y análisis de las fuentes que utiliza en su contexto, tomando en cuenta todas ellas, pues, al final, son la voz de las distintas fuerzas que participaron en el hecho que se prentende conocer y entender, aun cuando ideológicamente no estemos de acuerdo con ellas.

Con saludos cordiales,
 
Mónica del Carmen Vázquez Fernández
UNAM-Egresada del CELA