Debates


Historia y postmodernidad


 

Estimado Carlos J. Nuñez:  El planteo que haces es muy interesante y concuerdo contigo en que la cuestión de la conformación de las naciones y de los estados se dió en forma diferente en América Latina con relación a Europa.

La nación es un constructo difícil de definir en países con una heterogeneidad cultural manifiesta como los de América hispánica. En la Argentina la cuestión se complica más aún no solamente por la presencia de pueblos autóctonos, sino también por la gran afluencia inmigratoria de fines del siglo XIX y principios del XX y otras posteriores de menor intensidad, a la que tenemos que agregar la inmigración proveniente de países limítrofes. Con relación a Santiago del Estero, se trata de una provincia periférica (en la periferia de la periferia), una de las más pobres del país. En estas provincias el problema de la fragmentación se agudiza y cuesta aún más construir identidades. Frente a la gran penetración cultural, sin embargo en Santiago se conserva la lengua quichua (quechua), traída por los españoles,  como un reducto idiomático en algunos departamentos en antiguas zonas pobladas por aborígenes (como una resistencia cultural).

Me parece interesante discutir el tema de la nación y los intentos de construcción de identidades provinciales dentro de ese ámbito mayor y con proyección universal. Hay trabajos de intelectuales que lo intentaron, frente a otros que aportan sólo una visión localista.  Sin ninguna duda, el reto de 'pintar la aldea para retratar el mundo' es difícil, pero no  posible.

Afectuosamente.
 
María Mercedes Tenti
Universidad Nacional Santiago del Estero,
Universidad Católica de Santiago del Estero