Debates


¿Para qué estudiar historia?


Hola amigos historiadores!

He seguido los debates y algunos me han parecido muy interesantes, aunque no esté de acuerdo con algunas ideas, creo fervientemente en las palabras de algún sabio, (no recuerdo su nombre) que afirmó "La verdad surge del amable desacuerdo entre las ideas que la persiguen con honestidad"

Soy guatemalteca y como a ustedes me preocupa el estado de la Historia actual en mi país. Soy profesora de enseñanza media y este año concluyo mi licenciatura.

Ahora mismo emprendo una investigación en cuatro de las principales Universidades para determinar la importancia que se le da al curso de Historia de Guatemala en la formación de los profesionales y examinar enfoques y metodología.

He observado a través de los debates, que el poco interés por la Historia es una plaga que nos está invadiendo a muchos, si no es que a todos los países latinoamericanos. Creo que esto es realmente grave y coincido con varios de ustedes cuando afirman que buena parte de la responsabilidad de esta situación debe ser atribuida a los mismos historiadores. Lógicamente hay muchos otros factores que deben ser tomados en cuenta, pero quisiera compartir con ustedes algunas ideas que nos conciernen.

Es obvio que en países subdesarrollados el acceso a la educación representa un problema mayúsculo y que en este esquema surge la prioridad de estudiar carreras que alivien las necesidades básicas. No podemos culpar a la gente por esto.

Ahora bien, Instituciones como Universidades y Centros educativos en todos los niveles, sí tienen la responsabilidad de mostrar a los individuos una verdad inobjetable Si se marcha solamente en ésta dirección el hombre pierde la conciencia de las dimensiones de su espíritu y de su capacidad de desarrollo interior. Realmente se pierde a sí mismo. El efecto en la sociedad se traduce a la presencia de profesionales con una estrecha visión de la realidad, manejando el mundo basados en premisas falsas y haciendo que otros paguen la consecuencia de esas decisiones.

La Historia como la Sociología y la Filosofía son disciplinas que ponen al hombre en contacto con su propia naturaleza y con la realidad, le muestran lo que es capaz de ser y de hacer, lo comparan, lo cuestionan, lo integran. Todos sabemos que sólo en el conocimiento podemos discernir la diferencia entre el bien y el mal y ahorrar a nuestro tiempo tanto error cometido en el pasado. Qué sucede en sociedades en donde cada vez más, este tipo de persona es mas escaso? ( Persona Ser autoconsciente y portador de valores superiores) Cómo podemos esperar conseguir el progreso en las espaldas de hombres desconectados de estas verdades e inmersos en necesidades , a veces legítimas y a veces inventadas , canalizadas principalmente en términos económicos?

Y muchos intelectuales callan, y las Universidades insisten en llenar sus programas con carreras "rentables"

Pues bien, mi propuesta es Subamos a este tren. Comercialicemos la Historia, salgamos de la comodidad aletargante de nuestros estudios y emprendamos una campaña atractiva y agresiva, para niños, para jóvenes y para adultos. Hagamos una historia dinámica, mostremos el beneficio de su conocimiento ( sobre todo a los miles de políticos analfabetas que circulan por el planeta) Visitemos la radio, la prensa, para que se incorporen a la idea de divulgar el conocimiento y la investigación de la Historia. Elaboremos videos, visitemos empresas para vender conocimiento histórico.

Lleguemos al interior de nuestros países a mostrarle a la gente la necesidad de descubrir sus orígenes. Fundemos asociaciones, enloquezcamos a los Gobiernos con una lluvia de peticiones, busquemos ayuda internacional para financiar proyectos de investigación, fomentemos relaciones y contactos con profesores de todo el mundo. Etc, Etc., Etc.

Las personas, los grupos, las naciones no pueden apreciarse a sí mismos ni a su contexto si no lo conocen. En buena parte es en la ausencia de este conocimiento en donde nace el desprecio por lo propio, la corrupción, la retroalimentación de nuestra mala imagen internacional, nuestra indiferencia frente a los conflictos políticos que nos conciernen, en fín, tantos males!

Sé que muchos ahora estarán pensando, "ésta señora quiere que nos volvamos mercaderes" Pues en cierta forma sí, no hay nadie que lo haga por nosotros. La memoria de los países latinoamericanos puede volverse muy estrecha, porque los encargados de mostrar el pasado se están extinguiendo.

Si las Universidades cierran las carreras de Historia, (como ha sucedido en Guatemala) quienes impartirán los pocos cursos que aún existen en algunos años? La Historia entonces, quizá sea escrita por periodistas, con las graves consecuencias que ello representa.

Por otra parte, el mismo deterioro de la disciplina ha provocado la poca curiosidad intelectual de muchos historiadores , y como algunos de ustedes afirmaban, se hace una historia mítica y descriptiva, contribuyendo a que su trabajo no sea valorado. Pero la exigencia a nosotros mismos, y el compromiso que debemos asumir,... es otro tema !

Bueno amigos, después de esta dosis de adrenalina navegando sobre mi "pesioptimismo" me despido, con la cordial amenaza de volver, aún tengo mucho que decir. Ojalá compartan mis inquietudes, y si no, pues estoy dispuesta a perder la cabeza.

Gloria Chávez
Universidad Francisco Marroquín,
Guatemala.