Debates


¿Para qué estudiar historia?

 
 
Hacer Historia implica dos cosas: Proceso y estudio.

Proceso, en estar presentes en los hechos históricos, de presenciar el acontecimiento inmediato y no tan inmediato. Presenciar el acontecimiento inmediato significa, como diría Ortega y Gasset, que sólo soy yo (sujeto) y mi circunstancia (contexto). Presenciamos lo que sucede a nuestro alrededor, y como todo actor en el tiempo somos parte de la Historia, y en nuestro accionar y quehacer cotidiano podemos y estamos modificando el presente, ya sea de forma directa (imperceptible en la larga duración) o evidente (perceptible tanto en el corto como en el largo plazo). Además estamos presentes en el acontecer no inmediato. ¿Cómo es esto?. Esto es, el pasado no inmediato. Es decir, lo que conocemos a través de los libros de Historia. Conocer por ejemplo la historia paleolítica, neolítica y mesolítica de nuestros países; su etapa dependiente e independiente; o los grandes personajes que uno nunca llegó a conocer; etc.

La Historia también es estudio. Aquí nos referimos a dos cosas: Historia como ciencia y la Historia-Conocimiento (Historiografía). Hablemos sólo de la Historia como ciencia, la historiografía es otro tema de debate aparte.

La Historia (con H mayúscula) es estudio y análisis que interpreta el pasado con enfoque científico. La Historia por la herencia Positivista del siglo XIX y XX DESCRIBE los acontecimientos que ocurren en la sociedad. Los historiadores realizan una presentación verbal o escrita de los fenómenos de la realidad y nos muestran las características de tales fenómenos, para luego EXPLICAR Ésta consiste en el conocimiento de las causas que provocaron la ocurrencia de los fenómenos. Así, nos hemos preguntado ¿Cuáles fueron las causas que dieron origen a las Guerras mundiales? ¿Qué determino la aparición de los movimientos subversivos en los países de España, Perú y Colombia? ¿Cuáles fueron las verdaderas razones para el ataque en Irak por parte de EE.UU.? ¿Qué causa dieron origen a los grandes Imperios de la antigüedad? ¿A qué se debe que algunas religiones tengan muchos creyentes? ¿Cuáles son las causas del subdesarrollo de muchos pueblos? etc.

Finalmente el conocimiento histórico debe ponerse en práctica, sino para qué están los historiadores. ¿Acaso no es para difundir sus producciones, difundir sus conocimientos para dar soluciones a los problemas de la sociedad?. En esto existe una ironía, una paradoja. Por ejemplo, cuántos textos de Historia hablan de los gobernantes, de su política y obras, sus fracasos y consecuencias. La Historia no se repite, sólo ocurre en el devenir histórico de una sociedad similares circunstancias. El historiador debe evitar que esas circunstancias no ocurran. Muchos presidente se asemejan en su discurso político con sus antecesores, y muchos caen en las dictaduras. Eso es lo que se trata, por ejemplo, de evitar.

¿Para qué sirve, finalmente, la Historia?

La labor del historiador nos brinda desarrollo como atraso. Es problema y solución. Todo depende de cómo es utilizado la Historia (otro gran Debate). De allí que no se sepa con exactitud del por qué se estudia Historia. El compromiso no es el mismo en todos los historiadores. Pero sí podemos decir que su oficio ayuda a que la memoria histórica (que es la capacidad de poder recordar en un tiempo corto acontecimientos que hemos olvidado en el pasado), salga de ese letargo que impide que las gentes tomen conciencia de su realidad. Ayuda a no dejarnos engañar por la historia oficial (otro gran Debate) que desde el colegio nos tratan de inculcar.

Los textos están allí, lo que falta es institucionalizar la labor del historiador, que las genes vean la importancia de nuestro oficio. ¿Y cuál es?. Nuevamente repetir: Crear conciencia critica que permita la independencia del individuo, de la sociedad y finalmente dar soluciones para el progreso y desarrollo del país y la humanidad.

Efrain Nuñez Huallpayunca
Universidad Nacional Mayor de San Marcos