Debates


¿Para qué estudiar historia?

 
Me voy a permitir digirme al caso de Zaira.

Sé que con estas líneas muchos estarán de acuerdo y otro tanto estará en desacuerdo.  Pues el ser humano es así, y esto me hace tranquilizarme para las futuras críticas que posiblemente me lloverán.

En primer lugar, quiero referirme al nombre. En nuestra Constitución Política (en Nicaragua) nos brinda el Derecho a tener un nombre.  Ha Zaira le hemos cambiado/quitado el nombre.  En muchos correos nos dirigimos a ella, por ejemplo:  Zaina, Zayra, Zaida, etc.. Pobre! Tenemos la obligación de disculparnos por lesionarle el Derecho a su nombre.

En segundo lugar, el caso de Zaira me hace recordar a mis vecinos estudiantes de secundaria. He conocido que entre las tareas de la asignatura de Español, en algunos casos les dejan analizar El amor en tiempos del cólera.  Tarea que deberá ser entregada a la semana siguiente. Será posible ésto? Es más, no les otorgan guía de estudios, no los preparan previamente sobre quién es el autor, el contexto histórico,  el período histórico en que el autor hizo la obra, y demás cosas que un verdadero profesor le brindará al estudiante para que logre:  leer, comprender, analizar y conseguir los objetivos propuestos.

Igualmente me hace recordar mis tiempos de estudiante. En un semestre quisimos analizar el cuento El Rey Burgués. Léase bien en un semestre, y esto que con guías de estudios y demás cosas, pues estudié para ser profesora. Suerte para mí, la excelente calidad de profesores con los que conté en mi enseñanza.

¿Qué quiero decir?

Pues bien.  Para ser profesor uno tiene que estudiar mucho y  principalmente la psicología evolutiva y pedagógica.  "Son seres humanos" los que tendrán de alumnos, no decían los profesores, "son seres pensantes" y no el pupitre, los que tendrán al frente de ustedes.

Dice Donaldo Macedo en la introducción de La (des) educación de Noam Chomsky "Raras veces los profesores piden a los alumnos que analicen las estructuras políticas y sociales que informan sus vidas.  Raramente se insta a los estudiantes a que descubran la verdad por sí mismos.".

Sin profundos análisis, simplemente quiero decir que Zaira es víctima de la calidad de enseñanza que está recibiendo.

Me uno a Rafael Fierro García.

Un abrazo.
 
Aura María Olivares Rivas
Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica
Nicaragua