Debates


¿Para qué estudiar historia?

 
Antes de nada, quisiera presentarme, he estado los últimos meses leyendo los distintos debates de la lista -todos muy interesantes- y nunca he mandado ninguno. Por tanto, este es el primero, y no sé si lo estoy mandando de la manera correcta. Mis disculpas por si acaso. Soy licenciada en historia por la Universidad de Alicante desde hace 3 años, y mi trabajo (¡¡¡lo tengo!!!) no tiene nada que ver con la historia, pero lo conseguí gracias a mi título.

Quisiera dar algunos motivos para estudiar historia, principalmente los que me sirvieron a mí:

Yo también tuve un profesor de historia en el instituto que me recomendó estudiar derecho antes que esta carrera; desgraciadamente le hice caso, y perdí un año de mi vida estudiando una carrera que no aportó absolutamente nada a mi formación personal, sino todo lo contrario: me hizo perder la esperanza en la sociedad en la que vivía; quizás eso fue lo único bueno de esa experiencia.

El principal motivo para estudiar historia no son las recompensas laborales, ni las económicas, sino la posibilidad de acercarse a la comprensión del mundo que te rodea con una perspectiva amplia, quizá la más amplia que ofrece en estos momentos el ámbito universitario. Sabiendo lo que sé -aunque sea poco-, he tenido la oportunidad de no dejarme engañar por los medios de comunicación, la realidad política y económica y la falsa amoralidad de esta sociedad. Cierto es que me ha servido para hacerme un poco más infeliz, pero al menos puedo juzgar por mí misma, e incluso equivocarme, pero por nada del mundo cambiaría lo que sé, ni siquiera por un buen puesto laboral: estaría cambiándolo por la ceguera universal.

Lo bueno de estudiar historia es que tienes la posibilidad de conocer, o al menos acercarte un poco al ser humano como conjunto social e individual, comprender cuales fueron las causas de sus actos, y analizar sus consecuencias... y ¿por qué no?: juzgarlo; aunque sea a nivel personal.

Estudiar historia me ha hecho comprender cosas que antes ni siquiera sabía que existían, y creo que eso es importante.

Marina Sánchez.
Alicante.