Debates


Tiempo histórico


 
Estimado participantes en Historia a Debate, y saludos para el Dr. Carlos Barros.
     
      Puedo observar que el debate sobre el tiempo histórico ha consignado pocas opiniones y lo entiendo porque en historia nada se puede explicar fácilmente si no se tiene conocimiento relativos a teorías y metodos de la historia. En mi particular entender, hay que dejar en claro, que el tiempo histórico es histórico, porque es una sucesión de movimientos, cambios y transformaciones que los seres humanos han realizado sobre sus sociedades y espacios geográficos a través del tiempo, los cuales son registrado como históricos porque ha dejado sus huellas escritas o no escritas en torno a su espacio; tal como decia Braudel, "no sólo el documento nos habla sobre un tiempo histórico pues también nos habla el espacio geográfico en el cual el hombre ha dejado sus transformaciones", en este sentido, el tiempo histórico es una categoría  esencial para la historia porque es a través de esta que podemos estudiar como era la organización social y económica de una sociedad, su cultura e inclusive establecer como era su mentalidad.
 
       Es histórico porque está estrechamente ligado al desarrollo y la evolución del hombre, y a todas las actividades que el hombre realiza sobre su sociedad y espacio, ocasionando causas que generan efectos y cambios, y que se pueden medir a lo largo del tiempo; y a partir de allí, que se pueda establecer que ha sido continuo o permanente, que ha sido nuevo o discontinuo, establecer analogías de fenómenos, por ejemplo, el caudillismo, vividos en el pasado y que aún se presentan en el presente mediante nuevas manifestaciones.
 
       En ese sentido, el tiempo histórico tiene existencia real y objetiva, no es un tiempo inventado, pues esta sustentado por todo lo que ha hecho el hombre. Ahora bien, el historiador para simplificarlo esta obligado a conocer su naturaleza, el tiempo es multiforme y plural, y no presenta el mismo ritmo en todas las sociedades, pues mientras Francia, Inglaterra y Rusia, vivieron guerras civiles en ritmos distintos como causa y efectos del feudalismo, España enfrenta esas contradicciones en contra del regimen feudal que todavía imperaba en esa nación en la tercera década el siglo XX. Así mismo, no podemos, emplear el mismo período de tiempo del feudalismo para explicar las realidades latinoamericanas durante la colonia o el siglo XIX, por ejemplo, sino más bien conocerlo, y comprenderlo y descubrir que surgieron nuevos fenómenos en esta parte del continente americano.
 
      Por otra parte, aúnque la noción del tiempo histórico tradicional es que la historia se estudia para conocer el pasado de una sociedad, comprender su presente y transformar su futuro; algo que es muy cierto, el historiador se ve obligado a tener una concepción propia sobre el tiempo histórico, pues el tiene la obligación de diseccionarlo mediante el uso de la diacronía para ubicarlo en un período, y a partir de allí observar minuciosamente su evolución, relacionar los hechos, darle una sincronia, en la sucesión de los acontecimientos y registralos cronólogicamente respetado la sucesión de hechos; y tal vez logre obtener nuevos descubrimientos y establecer nuevas relaciones en los sucesos que los historiadores de la propia época no pudieron ver.
 
     Para el historiador hablar de tiempo histórico es también hablar de procesos históricos, porque el tiempo se desenvuelve en su devenir mediante las acciones y hechos del hombre que están sujetas por causas y efectos, los cuales producen movimientos y cambios, que  sólo se desarrollan como parte de un proceso, dependiendo de la naturaleza del hecho, y que muy bien lo explicó Fernan Braudel con la teoría del tiempo histórico corto, mediano y de larga duración 
 
      Para los marxistas, el tiempo histórico se presenta como parte de la evolución y superación de la contradicciones de una estructura socioecónomica a otra, del feudalismo al capitalismo, y de allí al socialismo, presentándolo con una fé religiosa casi escatológica. No obstante, sabemos que los conflictos dialécticos de los pueblos o sociedades si bien se presentan en la forma de lucha de clases, hasta ahora pareciera más bien, que la evolución de los pueblos fuera más bien accidentada con sus particularidades fenomenólogicas. En este sentido, también se ha hablado del tiempo líneal y del tiempo cíclico, utilizado por filósofos e historiadores.
 
    Para el amigo José A. Haro, el tiempo histórico es histórico porque en su propia naturaleza nace del hombre, es el hombre quién y desde las más antiguas civilizaciones se da cuenta de la existencia del tiempo, y elabora sus calendarios, y registra sus acontecimientos, claro está, entiendo tu inquietud, pero es el hombre quien dota al tiempo de existencia y utilidad, sino fuera así quien iba ha escribir la historia de los fósiles y la evolución misma del hombre, acaso no lo ha hecho la arqueologia y la peleontologia que algunos la han denominado, historia natural. Ahora bien, sobre lo que plantea el colega, Patricio Carvajal, podría ser factible su sugerencia, porque las periodizaciones no deberían ser absolutas e inflexibles siempre que sean bien fundamentadas, pero en este caso, me parece que se está hablando más bien de conceptos, sustituir historia universal o mundial por historia global. Allí si habría que realizar un estudio fenomenólogico, bien serio, pues acuerdese que el fénomeno de la globalización si se quiere es de reciente data, y el mundo o el universo que lo representa, siempre seguirá siendo el mismo, hasta que deje de existir. Al Menos así lo veo yo.
 
    Para el colega Felix Natera, la línea del tiempo puede ser un buen recurso didactico para que el alumno aprenda que es el tiempo histórico, pero ojo, hay que insistir que él maneje su propio concepto, y que sepa cuales son las características y elementos que hacen que el tiempo del hombre sea tiempo histórico, y no simplemente, ese tiempo irreversible al que tenemos que enfrentarnos todos los seres humanos como simples mortales.
    
Henry Parejo
Historiador/ Investigador en
Historia Diplomática de Venezuela.