Hola a todos

Les cuento que hasta ahora no participé nunca escribiendo, pero si me parece muy interesante y divertido (por lo del humor histórico) leer lo que todos ustedes escriben en la lista. Me falta todavía un año para recibirme de historiador, y quizás de allí la timidez.

Quería responderle a Ricardo Lanutti de la Universidad de Luján sobre su propuesta de historia inmediata. Estoy escribiendo esto de manera "inmediata" también, sin mucho pensar previo, aunque al calor de los sucesos en Medio Oriente me mantuve día a día informado leyendo los diarios argentinos y un diario israelí (Ha Aretz).

Me parece que hay varias cosas juntas. Lo que propone Ricardo no es historia, es básicamente, política. Si yo no entiendo mal, Ricardo entiende que la lista (o algunos interesados en el tema) nos expresemos tomando una postura a favor o en contra de los israelíes o los palestinos. Creo que la peor historia que se puede hacer es justamente esta, ya que estaría influida por consideraciones religiosas, nacionalistas, culturales, etc.

Creo que debemos dejar, en primer lugar que los propios actores del proceso puedan resolver sus diferencias a través de la paz, sin agregar justificaciones para la guerra a través de una utilización abusiva de la historia "de los pueblos".

Un ejemplo de lo que quiero decir Ricardo dice "¿por qué el silencio ante la contemporaneidad de este proceso que, al menos, se desarrolla desde hace 55 años?". ¿Ricardo quiere decir que la Intifada comenzó hace 55 años? ¿Se puede llamar Intifada sin forzar demasiado los términos, a la guerra de 1948 (en Israel llamada Guerra de la Independencia) entre este pueblo y los ejércitos regulares de cinco países árabes vecinos? no lo creo.

Ricardo dijo "No es parte de la Historia del presente la Intifada palestina?, ¿no es parte de la Historia del Presente que decenas de miles de jóvenes seres humanos se enfrenten con piedras contra fusiles, helicópteros, tanques y misiles?"

Sí, es parte de la historia. Pero, ¿Qué es parte de la historia y que no? ¿Se puede hacer buena historia evitando hablar, como hace Ricardo, de que cada atardecer hay un intercambio de disparos (de los dos lados) en barrios de Jerusalém y en los territorios ocupados? ¿Evitando mencionar el terrorismo árabe?

Hay en ciertos sectores de la "izquierda" argentina un estilo de análisis bastante burdo, aunque con esto no estoy implicando directamente a Ricardo. Me han repartido en mi facultad un panfleto de Izquierda Unida y del MST. ¿Quién tira las piedras? Ese es el bueno. ¿Quién tiene las armas? Ese es el malo. Asimilan el movimiento palestino a los disturbios de los desocupados en la provincia de Corrientes. Todo lo que huele a desorden contra el Estado es bueno para ellos.

Hay que ir más allá de la lógica absurda de buenos y malos. Lo que se necesita es la paz. Un Estado Palestino compañero al Estado de Israel, no un enemigo perpetuo.

Respecto a la identidad del pueblo palestino, Ricardo, te aconsejo leer un poco más de historia antes de pensar en tomar una posición. El pueblo palestino no existía antes de la anexión israelí de los territorios en 1967; eran simplemente árabes. En 1948 Los países árabes que no aceptaron la partición de Palestina propuesta por la ONU en 1947, pidieron a los árabes que vivían en Israel que abandonaran el territorio porque pensaban destruir el Estado judío en poco tiempo. Hay que ver como vivieron los palestinos en Jordania para saber lo que significa ser refugiado y ciudadano de segunda. Los árabes que se quisieron quedar, hoy son ciudadanos israelíes, conforman el 20 por ciento del electorado y tienen representación en el Parlamento. Se consideran a sí mismos árabes-israelíes. Por otro lado ¿Qué país árabe es una verdadera democracia hoy?

Hasta aproximadamente 1967 Jordania dominaba nominalmente el espacio al oeste del Río Jordán y era éste Estado el que condujo una guerra contra los guerrilleros árabes hasta que finalmente se dio por vencido y abandonó las reclamaciones sobre el territorio a partir de las resoluciones de la ONU. No tengo conmigo las fuentes de este proceso histórico, por lo que puedo estar cometiendo errores sobre los años exactos en que ocurrieron, pero si alguien nos quiere instruir se lo agradecería.

La política que yo de eso es la de la paz y la prosperidad de los dos Estados, Israel y el futuro Estado palestino. La historia que yo escriba será consecuentemente, no una historia escrita desde un lado o desde el otro, divisiones que hoy tienen sentido sólo para quienes no quieren verdaderamente la paz sino sólo venganza, En vez de eso será la síntesis de los procesos que llevaron (algún buen día de estos) hasta la paz definitiva entre los dos pueblos.

Lo mejor de todo es que este conflicto no es irresoluble y hay formas de beneficiar a los dos bandos, no es un juego de suma cero, y es por eso que no tiene sentido ponerse de un lado o de otro incondicionalmente (y esto se aplica sobre todo a nosotros que no vivimos allí).

Saludos a todos.

Fabián Luis Glagovsky
Estudiante de Historia
Universidad de Buenos Aires
[email protected]