Historia Inmediata


Intifada Palestina

 
Para contribuir en un debate histórico, aunque inmediato, convendría acercarse un poco a los hechos y a los datos, parte históricos y parte actuales, y no a frases demagógicas. Por ejemplo, hay que recordar que hasta 1967 Israel limitaba con Jordania, que dominaba Judea y Samaria, en donde en la zona central a Israel le pertenecía solo una estrecha franja de 12 Km. entre el mar y la frontera con este país. Ese año estalló la guerra de los 6 días, que entre las metas declaradas tenía la desaparición del estado judío. Pasaron muchos años desde entonces, con muchos errores y justificaciones de los dos lados. Pero saltando a este último período, inclusive pasando la época del gobierno de I. Rabin, conviene recordar al gobierno de Ehud Barak. En las negociaciones con los palestinos que mantuvo se les ofreció el retiro completo de los territorios ocupados a causa de la guerra de los 6 días, a cambio de una completa y sincera paz. La respuesta fue la Intimada. No puede explicarse el uso de terror del más cruel estilo, por causa de diferencias políticas en el medio de negociaciones, en donde ya se había neutralizado a la principal razón del conflicto durante tantos años: la retirada de los territorios. Hoy en días, luego de un año y medio de terror extremo contra la población israelí, a causa de una decisión estratégica errónea por parte de Arafat, que se basa en extorsión política, todavía la mayor parte de la población en Israel está dispuesta a entregar los territorios ocupados en Judea y Samaria a cambio de esa deseada paz sincera. Estos son datos que se pueden confirmar, si se quiere.

El ejército de Israel lucha contra el terrorismo, que cobardemente se esconde detrás de las espaldas de gente inocente. Así también, sin remordimientos los líderes religiosos musulmanes llaman a jóvenes a suicidarse enfrente de civiles y dejarlos en pedazos a cambio del paraíso y vírgenes que los esperaran en el cielo ­ cosa basada también en la realidad.

Para entender la situación en el Medio Oriente se recomienda analizar las relaciones internas entre los estados y grupos árabes y los diferentes intereses que los dirigen, que da a pensar que Israel es también una excelente excusa para esquivar el enfrentamiento con los verdaderos problemas internos políticos, sociales y económicos, que Israel no tiene ninguna relación con ellos. La paz será  posible cuando se borre por completo ese deseo, que sube y baja pero no desaparece, de exterminar al estado de Israel, que será la solución a todos los problemas. El problema no son los territorios  ocupados por Israel ­ que ya están controlados parcialmente por las autoridades palestinas ­ sino la preguntas que pasará 5 minutos después que se levante el estado palestino. Luego que ya no exista la razón para la lucha armada y se deban organizar las instituciones de gobierno utilizando decentemente la ayuda financiera que se dará del extranjero, y no como hasta ahora dirigida a comprar armas. La paz será posible si las voces de los extremistas se silenciaran por los moderados de ambos lados ­ y los hay.

Meir Iakter
Un. de Tel Aviv
[email protected]