Saludos a todos.

Considero que la posición de los historiadores sobre el pasado inmediato, en este caso la intifada, es en sumo problemático, ya que el alcance de la visión del historiador dependerá de la formación individual, interés sobre el tema y de la orientación académica de lo que produce la institución en donde se encuentra. Es verdad que el historiador debe de tomar los hechos verídicos, pero también hay que ser críticos respecto ha éstos hechos recientes, donde las desventajas son considerables, y en la idea de supervivencia se justifican todas las formas de lucha. No podemos también seguir conservando la geopolítica de la guerra fría, ni justificar los pequeños respiros hacia los palestinos sobre su derecho a un Estado partiendo dela concesión de la política imperial de la élite de los Estados Unidos, principalmente.

Por último considero una falacia la imparcialidad del historiador, por ser presa fácil de las pasiones de lo inmediato, cosa contraria pasa al trabajar sobre los actos de los muertos, ó algunos ya muy cercanos a ellos.

atte.

Leonardo A. Morales Blanco
Pasante del Colegio de Historia de la Facultad de
Filosofía y Letras, de la Benemérita Univ. Autónoma de Puebla.Puebla, Puebla. México
[email protected]