Historia Inmediata


Mujeres de Afganistán



Como mujer que soy me espanto cada dia de las atrocidades que se cometen contra nuestro genero, no solo en Afganistan, si no en cualquier rincon del planeta.

Soy consciente de que resido en un pais donde despertar cada dia escuchando un brutal asesinato o agresion hacia la mujer se ha convertido en un hecho cotidiano, en un hecho que pasa practicamente inadvertido, pues es tan usual que apenas produce sorpresa. ¿ Como entonces podemos opinar sobre lo que pasa en Afganistan si no podemos solucionar lo que ocurre en nuestro propio pais?
Con ello quiero expresar que el inclumpliento de los derechos humanos esta en continuo contazto con nuestras vidas, tanto en Madrid, como en Afganistan, tanto en China como en California.

Ahora bien, a que nos referimos cuando hablamos de derechos humanos? Es una pregunta sin respuestas, pues cada uno de nosotros lo ve desde una optica diferente.

La libertad es uno de estos derechos que el ser humano tanto añora, pero creo que cada nacion, cada estado debe establecer sus propios limites. Por eso, y aunque me parezca una atrocidad las imposiciones a las que se les obliga a estas mujeres, creo que su situacion debe evolucionar por si misma, sin intromisiones de ningun tipo, pues solo este cambio sera posible cuando desde dentro de este pais adviertan que la situacion que viven no es la adecuada, cuando vean que la mujer es mas que la percha de un velo islamico.

Pero no solo debe cambiar la mentalidad del hombre, si no la perspectiva de la propia mujer, que tal vez no se sienta reprimida y que no solo acepte su situacion, si no que desea seguir en ella.

Por ello, expreso mi deseo de que cada nacion evolucione por su propio peso historico y que lo hagan viendo sus propios errores cometidos, pues cuando se impone algo es dificil poder respetarlo y cumplirlo.

No hay que olvidar que el Occidentalismo hace mella cada dia en las costumbres y tradiciones del resto del mundo, como si todos los paises que en el residan debiesen ser a su imagen y semejanza. Si seguimos con esta politica de "duplicado" acabaremos destruyendo la diversidad cultural.

Considero que la mejor forma de conservar los derechos humanos es mediante la informacion, tal vez de esta manera las mujeres afganas puedan considerar otras opciones y elegir libremente la que mas le conviene y se adapta a sus necesidades culturas, pues no hay que olvidar que su religion y su mundo es totalmente diferente a en el que yo me encuentro.

Deseo que algun dia este debate no sea mas que un resquicio historico por el que navegar para estudiar como era la situacion reprimente de la mujer en el mundo en el siglo XXI.

Angélica Millán Escribano
UCLM (Universidad de Castilla la Mancha)