Historia Inmediata


Argentina


Estimados compañeros y colegas:

En razón de la situación por la que atravesó nuestra compañera María Cecilia Tonón solicitamos su adhesión a la nota que se copia más adelante. Nuestra intención es no sólo darla a conocer por medios de comunicación sino también presentarla ante el Ministerio de Educación de Argentina y ante el Ministerio del Interior y la Presidencia del Gobierno de España.

Solicitamos envíen su firma a los correos electrónicos [email protected]  o [email protected] , para centralizar su registro, indicando nombre y apellido, número de documento e institución a la que pertenece
   
Los abajo firmantes, miembros de la comunidad universitaria y de distintas instituciones académicas, culturales y sociales, manifestamos nuestra indignación y preocupación frente a la situación vivida en los días pasados por la licenciada María Cecilia Tonon, profesora de la Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, Argentina.

La profesora Tonon viajó el 10 de octubre próximo pasado a Madrid, España, con el objeto de realizar una pasantía de investigación por dos meses en la Cátedra de Memoria Histórica del Siglo XX de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). El traslado y alojamiento correspondientes a esa actividad académica se solventaban con una beca de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación argentino y con la estancia en el Colegio Mayor Argentino de Madrid. Pero en el aeropuerto de Barajas le fue denegada la entrada al territorio del Estado Español por un encargado de control de la Policía que sólo se identificó con el número 96888 y por el jefe del mismo, aduciendo confusamente que la profesora Tonon debía tener visa de estudiante. De nada valieron las explicaciones de la docente, ni la presentación de la documentación correspondiente de la UCM, de la SPU o del Colegio Mayor Argentino, y ni los llamados telefónicos del personal y director de esta última institución, Horacio Fazio. Tras una serie de maltratos y actuaciones infundadas se le entregó una notificación de resolución denegatoria, firmada por un Jefe de Servicio de Puesto Fronterizo sin sello ni leyenda aclaratoria, en la que no se especifica cuál sería la documentación faltante y por qué razones no podía ingresar al territorio español. La profesora fue embarcada contra su voluntad en un vuelo de retorno a Buenos Aires sin siquiera devolverle el pasaporte, que fue entregado al jefe de cabina. Luego de 22.000 kilómetros en avión y no menos de 1.000 en auto, con un viaje total de más de dos días que incluyó ocho horas de retención en Barajas (cuatro de ellas incomunicada), sometida a un personal que constantemente tuvo expresiones impropias para con ella y para con otros pasajeros en similares condiciones, María Cecilia Tonon sufrió a su regreso a la Argentina la pérdida de un embarazo incipiente.

Manifestamos entonces nuestra indignación frente al trato arbitrario sufrido por la profesora Tonon, quien como ciudadana argentina que pretendía una permanencia en España inferior a los tres meses y con el objetivo de cumplir con una actividad académica no requería visado alguno para su ingreso. Asimismo expresamos nuestro repudio para con el trato degradante hacia la nombrada y la falta de consideración por parte de la Policía del puesto fronterizo mencionado hacia las intervenciones realizadas en su favor. Nos preguntamos adicionalmente cuál será el trato dispensado a centenares de pasajeros que cotidianamente se ven sometidos al poder discrecional de tal personal.

Manifestamos nuestra preocupación porque esta medida infundada y autoritaria pone en cuestión todo el sistema de intercambios académicos entre España y Argentina, e incluso de toda el área iberoamericana, al lesionar las bases normativas vigentes y la confianza puesta en las autoridades españolas. Y así como los docentes e investigadores argentinos y latinoamericanos no pueden ya confiar en los procedimientos que anteriormente se seguían, los ciudadanos comunes y corrientes ven despreciados sus legítimos derechos. Estimamos que acciones como ésta no son meros hechos aislados sino que por el contrario corresponden a un clima de época en progresiva formación en la Unión Europea, caracterizado por actitudes discriminatorias contra extranjeros, inmigrantes y miembros de confesiones o etnias minoritarias. Opinamos que sólo la acción decidida de sus gobiernos y de la sociedad civil puede revertir esa tendencia y asegurar el pleno respeto por los derechos humanos.

Por todo ello exigimos del Estado Español la investigación de lo sucedido, la sanción a quienes pudieran haber violado las reglamentaciones vigentes y la reparación consecuente a la profesora Tonon. A la vez, requerimos del Estado Argentino que a través de sus órganos competentes presente los recursos y quejas a los que hubiera lugar, en previsión de que hechos como el relatado no se vuelvan a producir.
 
16 de octubre de 2010