Historia Inmediata


Argentina

 
 
ANTE EL PRÓXIMO 24 DE MARZO

 
Valladares

 
Ocurrió en 1978 en el salón de actos del Colegio San José de la Capital Federal debajo deuna bóveda cubierta de pinturas renacentistas.
 
Había concurrido como Rector apenas electo de un Instituto de la Provincia de Buenos Aires luego del fallecimiento del Prof. Juan Domingo Miselli el anterior rector.
 
A pesar de que el salón estaba a oscuras, por las hendijas de luz del retroproyector se podía ver que el coronel estaba con uniforme de fajina y con anteojos oscuros.
 
En el salón, los rectores y rectoras de la enseñanza privada, en su gran mayoría monjas y sacerdotes, escucharon en silencio al coronel cuando agitando una revista Redacción lanzó improperios contra su director Hugo Gambini  acusándolo de marxista. subversivo y otras del mismo tenor.
 
El coronel estaba exasperado.
 
En una rápida revisión retrospectiva de la historia de las ideas en occidente fustigó a Mao, a Marx y a Freud, al racionalimo iluminista dieciochesco, a Descartes por haber inventado la duda, a Santo Tomás por atreverse a intentar fundar la fe en la razón y se quedó en San Agustín, en el concepto de guerra santa y en el de la guerra justa que enarbolaron  los conquistadores españoles para imponer la encomienda y la evangelización.
 
El coronel estaba furioso porque desde la primera reunión en 1977, no había recibido ningunadenuncia a pesar de que había dado no sólo los teléfonos del Ministerio sino los de sudomicilio particular.

 
-  ¿Quiere decir que ni siquiera sospechan? espectaba enojado y agregaba:

 
-  Mientras Uds. están en la tranquilidad de sus despachos nosotros hemos matado, estamos matando y seguiremos matando. Estamos de barro y sangre hasta aquí- dijo señalando sus piernasmás arriba de su rodilla.

 
Señaló con el dedo al auditorio silencioso y gritó:

 
-  ¡Basta de ombligos flojos!

Pasaron después una serie de acetatos con gráficos pertenecientes al folleto "Conozcamos anuestro enemigo. Subversión en el ámbito educativo". Folleto que fue entregado a los presentes.

 
Y en el cierre hubo un documental filmado sobre las acciones del ejército contra la guerrilla en Tucumán.
 
Finalmente, toda esa masa comenzó a abandonar el salón en silencio, caminando sin mirarse,hacia la puerta lentamente, concientes del terror en la piel porque en un año no habíandenunciado a ningún docente de sus escuelas.
 
Luján, 22 de marzo de 2005
 
Prof. Rubén Cucuzza
 
Ex - Decano del Departamento de Educación
de la Universidad Nacional de Luján
Docente investigador en Historia Social de la Educación




Volver