Historia Inmediata


Argentina


Estimados amigos

Revisando envíos realizados a otros lugares, reencontré este documento que les puede ayudar a esclarecer las cosas que ocurren en la Argentina. Se trata de un anónimo [pero no amenazante] que recibí y en su momento retransmití. Creo oportuno difundirlo nuevamente. Además, este tipo de enfoque -ya verán al leerlo- ayudará a ubicarnos en el confuso panorama que tendrá un antes y un después del 14 de octubre de 2001.

(Curiosa identidad la nuestra en todo el mundo se sugiere adoptar el 11 de setiembre de 2001 como la fecha de corte; nosotros -los argentinos- tenemos nuestras propias ideas acerca de esas y otras cuestiones... Bastante originales y firmes... como podreis advertir.)

Un cordial saludo de JJD.

----------

Subject EXPLICANDA

Date Lun, 23 avr 2001 900

Siempre es bueno tener información para saber cómo moverse. ¿Qué mejor brújula política que la claridad meridiana de los hechos? Después de este estallido de luz todo queda perfectamente claro... ¡ Ah! ¿Dónde están los fósforos?...

Como hay gente que entiende poco de politica, me pareció oportuno enviar este mensaje esclarecedor, que espero sabrán disfrutar... que se recomienda acompañarlo con buen vino tinto borgoña

Adjuntamos, para el bolsillo de la dama y la cartera del caballero,

un mensaje anónimo [no amenazador] que nos llegó hace un par de dias

«Bueno, la cosa es más o menos así. Resulta que Machinea, que era el economista más progresista, menos ortodoxo de la Alianza, iba a ser el ministro del crecimiento. Pero cuando agarró el cargo, los mercados le apretaron las bolas y de a poco lo transformaron en un ajustador, un fiscalista de corte ortodoxo. Esto no le gustó mucho a nadie, pero Chacho Alvarez, que representaba al ala izquierda de la Alianza, dijo que estaba bien y lo defendió a muerte. Mientras tanto, algunos radicales, que vienen a ser el ala derecha de la Alianza, criticaban a Machinea por ajustar en vez de hacer crecer.

Esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

Sigamos. En medio de esto se armó la del Senado, cuando Chacho empezó a fogonear un anónimo que decía que el ministro de trabajo Flamarique -un izquierdista del Frepaso que viene de la derecha peronista vía Bordon, que es del Opus Dei- había coimeado a algunos senadores. Chacho, queriendo impulsar el cumplimiento de una promesa de campaña mientras impulsaba incumplir las promesas sobre economía, exigio la limpieza del senado.

Pero De la Rua, el... digamos presidente... decidió ascender a Flamarique a Jefe de Gabinete, cargo que supone plena confianza de su parte. Chacho se enculó, renunció y se consolidó como ala izquierda de la Alianza pero "desde el llano". Entonces tuvo que renunciar Flamarique y el gobierno perdió un tipo del ala izquierda porque entró de Jefe de Gabinete Colombo. A este no lo conocía ni la madre pero sí era amigo del Coti Nosiglia, que viene a ser el ala derecha de la UCR, de la Alianza y de la política argentina en general. Nosiglia nunca había querido a la Alianza y estaba feliz de que el Chacho se rajara y de poner a su pollo. De la Rua también estaba contento, porque así el gobierno quedaba más en manos de sus amigos y parientes, y de Patricia Bullrich (una peronista ³de izquierda² que se hizo menemista pero después descubrió de golpe y para su sorpresa que era delarruista)que son los únicos que le hacen caso. Pero el Chacho dijo que aunque se iba del gobierno no se iba de la Alianza, que la Alianza estaba más fuerte que nunca y que había que "fortalecer al presidente".

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

Entonces el progresista Machinea siguió ajustando y haciéndole el caldo gordo a los mercados, que no eran los ajustados. Sin embargo, los mercados (un montón de señores cagados en nuestra guita) no estaba conformes y empezaron a apretar, amenzando con un golpe de mercado para que Machinea ajustara más. El gobierno, entonces, siguió corriendose hacia la derecha con el pleno apoyo del líder de su ala izquierda, apoyando la política de ajuste fiscal del ministro que no iba a ajustar, sino a hacernos crecer.

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

A Machinea lo seguían apretando, tanto que al final tuvo algunas filtraciones y renunció. Entonces De la Rua decidió poner de Ministro a Lopez Murphy. Este es un señor que tiene cara de sargento del ejército pero es economista y de familia radical, todo lo cual parece hacer de él un excelente amigo de los milicos. Por eso, cuando fue ministro de defensa, apoyó a los milicos para que abrieran la boca institucional por primera vez desde que Mendez se las cerró para que masticaran el indulto, que era rico y les duró mucho tiempo como uno de esos caramelos blandos de dulce de leche. Ahora, gracias a LM, los milicos protestan y presentan habeas data y se entrevistan con los sindicalistas para que les cuenten por qué protestan y para rememorar los viejos buenos tiempos cuando hacían pactos y mataban a los zurdos y todos los que les precían feos, o lindos, o altos, o bajos, o algo, o nada.

Bueno, lo cierto es que LM es economista y era muy ortodoxo, fiscalista a ultranza. Cuando De la Rua formaba su primer gabinete LM era número puesto para economía pero se le ocurrió decir que había que bajar los salarios y entonces lo pusieron en defensa como castigo. Y lo metieron a Machinea para crecer, lo que intentó haciendo todo lo posible por bajar los salarios que son tan altos que siempre hacen que el parezca petiso.

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

Ahora sí, vino LM y los mercados celebraron a lo loco, porque en lugar del progresista no ajustante antifiscalista heterodoxo que aplicó la mayor ortodoxia fiscal ajustadora vino el hiperultraortoxo ajustador. Quizás estaban confundidos con los cambios de Machinea y les tranquilizó saber a qué atenerse. Lo cierto es que se alegraron mucho, mucho. LM pidió apoyo político para sus medidas antes de anunciarlas y todos los políticos le hicieron pito catalán menos el Chacho que, desde la izquierda, sostuvo que había que fortalecer al presidente. Para fortalecerlo, el Frepaso acordó meter varios nuevos miembros al gabinete. Este se hizo mucho más de izquierda porque entró a la nueva agencia social Marcos Makón, que era cavallista y ahora es chachista, lo que lo pone a la izquierda de la Alianza.

También se fue a la izquierda porque entró un Mitre que estaba en el senado con Chacho y que no es de la familia de Bartolomé. Ah, y Graciela pasó de acción social a la subjefatura de gabinete, lo que a Colombo le encantó porque ella es casi tan de izquierda como él. Para ella fue un descenso, pero igual se alegró porque al menos no la habían echado y porque iba a trabajar con Colombo, que es feo pero anda con el Coti que a las minas les encanta.

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

El viernes, al fin, LM anunció sus medidas y se llovió todo. Primero pensamos que estábamos llorando pero no también llovía. Anunció 80.000 despidos de empleados públicos, la trasferencia de 500 millones de gastos a las provincias para obligarlas a despedir sus propios empleados, un recorte del presupuesto universitario a un tercio en 2 años y otras medidas simpáticas que le encantaron a los mercados. 500 empresarios lo ovacionaron mientras los demás nos atragantábamos, lo que nos impidió gritar también. Aunque dolía.

Lo cierto es que esto armó un quilombo de aquellos...Primero, renunciaron dos ministros de la UCR. El Freddi Storani, que estaba en interior, dijo que él no iba a comandar la represión que se iba a venir y que no podía avalar el corte a las universidades. Porque él, como todos los radicales tradicionales fue dirigente universitario y es como que le da vergüenza, ¿no?. Así que hizo uno de sus famosos gestos inútiles, como cuando votó el punto final pero hizo arcadas. Un simpático inoperante (¡Gracias Quino!), el Fredi. También se piró Juri, ministro de educación que antes fue rector y supongo que habrá sido también estudiante aunque en este país nunca se sabe.

Ahora bien, la partida de esta gente del ala izquierda de la UCR forzó el alejamiento de los del Frepaso, que se supone que están a la izquierda de la izquierda radical y no quisieron quedar a su derecha. Por eso se fueron Mitre y Makón, Graciela, Adriana Puiggrós* -que supo ser decana de filo, mirá vos-, Nilda Garré y alguno más. Esto a pesar de que el Chacho seguía queriendo fortalecer al presidente. Igual, hay que decir que no se perdió mucho, porque todos esos tipos ya estaban tan confundidos que no sabían quién estaba a la derecha o a la izquierda de quién.

La verdad es que de ese gabinete, el único que la tenía clara era Colombo, a quien nadie conocía antes de asumir pero en dos días se había vuelto el ministro más destacado porque el Coti, parece, le explicó bien que la derecha siempre es allí donde él (Coti) está parado. También se quedó la Bullrich, pero a ella no se le entiende mucho cuando habla, como por ejemplo cuando dijo que toda esta desbandada fortalecía al presidente -¿quizás había hablado con el Chacho?-. Ahí De la Rua se quedó duro porque se le iban ministros que le duraron menos de una semana, algo que tiende a pasarle recurrentemente, pero siempre lo descoloca un poquito al pobre. Pidió hablar con Alfonsín, quien se mantiene fuera del país para asegurarse de que esta vez nadie va a decir que él armó el bolonqui.

Alfonsín, que está a la izquierda de la UCR y quizás también del Frepaso, le sugirió indirectamente que se las arreglara solo. El plan del viejo y del Chacho para fortalecer al presidente parece que era decir que la Alianza sigue pero que el presidente se fue de ella.

Todo esto es algo complicado, ¿no?, pero seguro que tiene alguna lógica.

El fin de semana se la pasaron todos en Olivos pero parece que no tomaron mucho sol. La gente cercana al presidente estaba contenta porque ellos habían ganado, sacando al Chacho primero y después a todos los izquierdistas molestos del Frepaso que insistían en compartir su poder (no se sabe bien si del presidente o de ellos). El Coti estaba contento porque hace años que se peleó con Fredi por alguna cuestión de juventud y no se quieren nada, nada. Colombo estaba contento porque el Coti estaba contento porque no lo quiere al Fredi. Apareció por ahí Gallo, que era ministro de obras públicas pero De la Rua lo había rajado para darle más poder a Machinea antes de echarlo, cosa de que se fuera bien amargado. Parece que Gallo también estaba contento, quizás por haber vuelto a Olivos que parece que es un lindo lugar.

Santibañes, el economista ortodoxo que era banquero(uno de esos señores cagados en nuestra guita que forman los mercados) y es amigo íntimo del presidente y amigote del Coti y que odia al Chacho, también estaba contento porque lo quiere mucho a LM, que en cierta forma trabaja para él. Bueno, lo cierto es que además de los políticos de la Alianza, los peronistas mientras reían a lo loco dijeron que el ajuste era caca y que a ver cómo se limpiaba sola la Alianza. Y los sindicatos llamaron a paro general y empezaron a hablar con los milicos, la gente andaba de malhumor y, como era fin de semana, la alegría de los mercados no se notaba y eso le quitaba aire político a LM. Al final, el domingo, De la Rua lo llamó a Cavallo y le pidió que encabezara un gobierno de "unidad nacional". Cavallo, si se acuerdan, era el enemigo mortal de la Alianza cuando la Alianza estaba a la izquierda del menemismo. Hay que decir que era difícil estar a la derecha de Cavallo, que nacionalizó la deuda privada durante la dictadura y después, con Mendez, regaló las empresas públicas, quemó las obras sociales y las jubilaciones, pulverizó la industria nacional, aplastó al agro y rebajó los salarios. Pero, de todos modos Cavallo ya no es el que era, no. Ahora parece que es heterodoxo y no fiscalista, el hombre del crecimiento. Claro, porque quiere ser presidente y si prometés ajustar no te votan. Además, recuerden que el heterodoxo no fiscalista creciente Machinea se volvió ortodoxo fiscalista ajustante mientras que el ultraortodoxo fiscalista LM se volvió el hiper-ultra-super-requete-recontra-ortodoxo-reajustante-más- que-fiscalista LM.

Y claro, en ese panorama Cavallo queda a la izquierda. Así cualquiera... Por eso, quizás, es que el que lo quiere desde hace tiempo en el -gobierno -antes para reemplazar al presidente del Central, Pou, que era un punto de Martinez de Hoz a quien Mendez puso en su cargo con apoyo de la Alianza, quizás porque Martinez de Hoz hoy sería de izquierda también, no estoy seguro- es el Chacho, quien está a la izquierda de la Alianza e incluso de Alfonsín que, siendo el ala izquierda de la UCR, no lo quiere a Cavallo porque por su culpa tuvo que renunciar en el Œ89.

Pero eso fue cuando Cavallo era de derecha... y ahora es otro hombre, no vaya a creer.

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

Así que Cavallo dijo que aceptaba ir de jefe de gabinete siempre que Chacho también fuera ministro. Las izquierdas se buscan mutuamente, salvo por lo que respecta a Altamira, quien se busca a sí mismo. El problema es que el Chacho se había ido de la vicepresidencia para fortalecer al presidente, por lo que si ahora vuelve como ministro, en un puesto más bajo, lo debilitaría.

Sí, ya sé todo esto es algo complicado. Pero seguro que tiene alguna lógica.

Al Chacho la cosa no lo convence y a De la Rua tampoco. Ni al Coti, Santibañes, los hijos del presidente y Colombo, que tendría que descender a ministro del interior. Lo que, de todas formas, no le debe desagradar del todo porque a la gente del Coti manejar represión le encanta.

A todo esto, lo tenemos a LM, que no estaba muy contento con eso de que Cavallo fuera su jefe, porque se sabe que no es hombre de delegar funciones. Tampoco estaban contentos los mercados, que ayer lunes hicieron bolsa la bolsa para demostrarlo. Claro, es que Cavallo antes era su preferido a la par de LM, pero ahora, como vimos, quedó a la izquierda. Y el mercado siempre está donde se para el Coti Nosiglia, o quizás es al revés. El que seguro se estaba riendo en casa era Machinea, que a esta altura está en el centro, entre LM y Cavallo.

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

Bueno bah. La cosa es que igual De la Rua y LM se fueron a Chile, no porque ese país esté a la izquierda del nuestro en los mapas sino porque había que ir a la asamblea del BID. Allá De la Rua, agarrándose bien del atril, dijo que está más fuerte que nunca, que la Argentina va a honrar la deuda y que LM iba a seguir de ministro para aplicar su ajuste. LM miraba desde la platea con cara de sargento de ejército al que le pusieron a un marino como capitán.

Luego volvieron a Olivos y ahí parece que LM se peleó con Cavallo y renunció, parece ser que porque Cavallo -ese izquierdista irredento- propuso eliminar el recorte educativo y tomar medidas pro crecimiento propias de un Machinea versión 2.0, que era el modelo de antes de asumir. En fin, que a la noche se supo de la renuncia.

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica.

Graciela Fernandez Meijide, que supo ser la mayor figura del Frepaso, salió corriendo para Olivos a ver que pasaba, porque a ella ya nadie le cuenta nada. No estoy seguro de que le hayan contado, pobre. Es que ahora hay minas más prestigiosas que ella en el ala izquierda de la Alianza, como Lilita Carrió, que no es frepasista sino radical pero viene en tamaño familiar. Bah, la cosa es que ya tarde salió De la Rua a anunciar que Cavallo al final va a economía y no a la jefatura de gabinete. O sea que por fín tenemos a un ministro de producción, heterodoxo y no fiscalista que nos va a hacer crecer. O sea, tenemos un Machinea 2.0 pero de McKintosh que es mejor porque viene con más llegada a los mercados y a los organismos internacionales. Viene en red...

Bueno, por ahora no se sabe bien quién va a ser qué catzo. Chacho parece que acepta entrar al gabinete, condición que puso su viejo compañero de luchas sociales, Cavallo. Pero para no debilitarlo al presidente, no le parece muy piola cazar un cargo menor al que tenía antes, lo que sería un signo de que el presidente es débil y necesita apoyo.

Por otra parte, De la Rua también estaría pensando lo mismo y, además, ya se encariñó con Colombo, quien ya le dice "Sí Papá", igual que sus hijos, que son los únicos que lo respetan (parece que la Bullrich también lo trata así, pero la verdad es que no se le entiende bien cuando habla). También quiere tenerlo a la vista a Colombo para saber bien dónde queda la derecha, cosa que no puede hacer mirando al Coti porque generalmente está escondido. También se dice que volvería Mitre y Makón para acompañar la gestión de Cavallo, actual a la izquierda de la política nacional, la cual se extiende entre él y el Coti. Hay que decir, por otra parte, que a De la Rua se lo ha visto muy debilitado en sus apariciones públicas, medio como con cara de por-qué-insisto-en-meterme-en-estos-bolonquis-si-después-nunca-tengo-idea-de-qué-mierda- tengo-que-hacer. Al que se lo veía feliz a más no poder era a Cavallo, quizás porque por fin logró estar a la izquierda de todos, hasta de Alfonsín.**

Todo esto es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica. Seguro.»

Notas

* Interesante figura de la derecha que siempre encuentra un papá rector o padrinazgos para entrar en cargos que son una sorpresa para todos porque es seguro que del tema no sabe nada, lo cual a veces es un método infalible para permanecer...

** Por eso, Cavallo lo tiene en su equipo a Marx, lo cual me empieza a parecer es la mejor prueba de que está realmente a la izquierda de la izquierda y, claro, sospecho, de la derecha. (Aunque ahora no estoy muy seguro, porque un intrigante me dijo que no, que este Marx no era Marx sino otro Marx que nada tiene que ver con ese Marx que ingenuamente creí que era Marx, de modo que entre marxes más o marxes menos esto es complicado, pero ya ven ustedes que tiene su lógica, ¿nocierto?)

Nota a las notas Estas notas son mías y no debe atribuírselas al autor del anónimo [no amenazador].

Les prometo seguir aclarando todo, si puedo... Espero que el siguiente mensaje ilumine la escena. Así tomamos alguna posición que dentro de todo tenga su lógica, aunque sea complicado... Eso sí, para aclarar. Aunque lo que complica todo lo que está tan claro son las eleciones del 14 de octubre. De modo que esperemos el día siguiente... para ver los resultados de una Alianza que no existe más pero se presenta; de un FREPASO absolutamente volatilizado pero que hace declaraciones; de un ARI que es una transversalización inversa de la política y que nadie [menos todavía sus fundadores] puede explicarlo; de un peronismo estilo grotesco que oscila entre sus dos fuentes Juan-Benito por un lado y «the investors» por el otro, aunque en realidad son una sola fuente; y los etcéteras que son pescadores furtivos que tiran sus espineles a ver si "pica" una cantidad suficiente de electores como para evocar el milago de la multiplicación ocurrido hace como 2001 o 2002 años a orillas del Mar de Galilea, y poder gozar de las comodidades adquiridas...

Todo es algo complicado pero seguro que tiene alguna lógica. Seguro...

Un cordial saludo de JJD.