Historia Inmediata


Colombia


Un pueblo cualquiera de Colombia, en este caso, el mío; Andes, en el suroeste del departamento de Antioquia, bien podría asumirse como un micro estado que refeja con patetismo lo que hoy vivimos en el país. hace pocos días se reunieron en esta población cafetera, los alcaldes y una gran cantidad de "lideres" de todas las pelambres, con el gobernador del departamento. A cada alcalde se le otorgó un tiempo bastante limitado para hacer sus respectivas intervenciones en algo así como una de las tantas farsas montadas por Uribe en sus consejos comunales. Daba grima escuchar a los pobres burgomaestres, como cófrades de una orden mendicante, hacer sus solicitudes al magnánimo gobernador. éste, pedía que se le arreglaran los tres kiómetros de vía para ingresar al "remanso de paz" que es su municipio; aquél,con timidez parroquial solicitaba a su excelencia una carreterita para que los productores de mango pudieran sacar sus productos; la alcaldesa de otro poblado, cuyo nombre !  escucharía tal vez por primera ocasión el gobernante le suplicaba que  "echara un ojito" a una porción inmensa de carretera que el invierno  echó abajo llevándose de paso a una considerable cantidad de moradores.  En fin, cada uno mendigaba, en el tono en que lo hacen todos los que en  el mundo han sido, lo que el estado, representado en la figura del sordo  gobernador estáen la obligacíon de hacer. Pero, había qué ver la cara de  satisfacción del político, frente a las peticiones pírricas de los  atribulados alcaldes. Así se hace polítca. así comromete a las  comunidades deprimidas y olvidadas a pagarle las deudas que contrae  cuando una de estas vergonzosas peticiones son cumplidas. Esa es parte  de nuestra historia actual. Gobernantes engreídos, feas copias del  régimen uribista, comprometidos con paras y otras lacras y convencidos  de que son los redentores de pueblos perdidos en el olvido y "sin una  segunda oportunidad sobre la tierra", según Gabo.
 
Gustavo A. zapata R.
educador en Andes e historiador local.


 

 

Volver