Historia Inmediata


Crisis en Argentina


Millones de personas que viven en la Argentina están desesperadas y  necesitan su ayuda. No tiene que enviar dinero. Sólo se requiere que  participe de esta cadena. Por favor, tómese unos minutos de su
 tiempo para  leer este e-mail. Un e-mail o carta suyos pueden ayudarlos  muchísimo.

Argentina se ha ido acercando a la catástrofe por un largo tiempo y  hoy está al borde del colapso total. A fines de 2001, el gobierno  Argentino entonces en el poder congeló todos los depósitos y cuentas en todos  los bancos del país. La medida se fue tornando aún más restrictiva a  medida que un presidente tras otro fueron devorados por la crisis sin  precedentes que afecta al país.
El congelamiento es hoy un mortal campo de concentración que le está dando el tiro de gracia a una economía ya moribunda. La gente tiene los ahorros de toda su vida atrapados dentro de los bancos. No puede usar su dinero y tendrá que esperar años para que se la devuelvan en una moneda totalmente depreciada. Muchos de ellos son jubilados, otros están enfermos y no tienen empleo. Otros vendieron su casa pero no llegaron a comprar otra con el dinero que recibieron. No parece haber fin para las terribles historias que esta injusta situación está produciendo. Al mismo tiempo, millones y millones de personas de todas las edades que sobrevivían gracias a los trabajos que les daban los ahora atrapados ahorristas van cayendo cada vez más profundo en la pobreza y el hambre.

La medida que congeló los depósitos dentro de los bancos para devolverlos algún día en moneda devaluada ha sido declarada inconstitucional por la Corte Suprema Argentina pero en la mayoría de los países seria considerada como un robo liso y llano. Todos los bancos, sin distinción de país de origen, se escudaron detrás de esta medida y no movieron un dedo para devolver el dinero a sus verdaderos dueños.

El gobierno Argentino está tratando de prohibirle a los ciudadanos que recurran a la justicia en relación a esta medida debido al estado de emergencia económica que atraviesa el país.

Para continuar la cadena se le solicita que por favor: re-envíe este mensaje lo antes posible a la mayor cantidad de personas que pueda dentro de la Argentina y en el exterior. y que también envíe cartas (ya sea por e-mail, por correspondencia o en persona) a las casas centrales o las oficinas en su país de los bancos extranjeros que operan en la Argentina. Se provee un texto modelo en cuatro idiomas de una carta para protestar porque los bancos no han cumplido con los compromisos contraídos con sus clientes en Argentina. Los bancos extranjeros que operan en la Argentina son los siguientes

(agrupados según país de origen):

USA: Citibank, FleetBoston (BankBoston),
Canada: Scotiabank
Reino Unido: Lloyds Bank HSBC (HSBC Bank Argentina)
España: Santander (Banco Rio) Bilbao Vizcaya (Banco Frances)
Francia: Societé Générale BNP (Banque Paribas)
Italia: Banca Nazionale del Lavoro IntesaBCI (Banco Sudameris)
Brasil: Itaú Banco do Brasil

Por favor no corte esta cadena. Sin la posibilidad de recurrir a la justicia, una avalancha de cartas ejerciendo presión sobre los bancos desde el exterior puede ser la única forma de terminar con esta pesadilla para millones de personas en la Argentina. Muchísimas gracias por su ayuda.

Carta modelo:

De mi consideración:

Escucho con asombro e indignación las noticias que llegan de la Argentina, donde los representantes locales de su banco se están escudando detrás de una medida de gobierno inconstitucional para no cumplir con los compromisos contraídos con sus clientes en ese país. Sabemos que el sistema bancario se basa en la confianza y su comportamiento en Argentina está destruyendo esa confianza. También está dilapidando una reputación ganada en el mundo a través de los años. En un mundo globalizado, los inversores seguramente sentirán escalofríos al pensar que puede esperarlos un destino similar en países potencialmente inestables desde el punto de vista político. Esto es todo lo que se requiere para destruir a los mercados que las instituciones financieras han tratado de construir. Reconsideraré seriamente seguir operando con su banco o hacerlo en un futuro si éste no revisa sus políticas en la Argentina y honra finalmente las obligaciones contraídas con aquellos que pusieron sus ahorros al cuidado de su banco.

Saludo a Ud. muy atte.,

 

Flia Meloni
[email protected]