Historia Inmediata


Crisis en Argentina


[Nota: Hace referencia a la entrevista del Diario de Cádiz a Carlos Barros el 21 de mayo de 2003]
 
Coinicido ampliamente con la posición sustentada en la nota desarrollada más abajo. No soy de la área específica de historia sino del campo de la literatura. A esta última la considero un discurso social que interactúa con los diferentes discursos que circulan en una sociedad, entre ellos el histórico. En este campo cultural el debate sobre la recuperación de la memoria colectiva es permanente. Las últimas décadas en Argentina y Latinoamérica antes de la recuperación de las democracias en los '80 han estado marcadas por visibles signos de autoritarismo y violencia estatal. Los '90 produjeron en Argentina desde el menemismo, la falsa imagen de pertenecer al primer mundo, con una serie de contradicciones internas sin resolver: mortalidad infantil, analfabetismo, corrupción, atentados terroristas, clientelismo, arribismo, etc. La cultura light del 'shopping center' no bastó para que nos encontremos con universidades desvastadas por un magro presupuesto que corroe la investigación científica en todos los campos del saber. Gran cantidad de intelectuales, profesionales y población activa en general buscó fuera del país otros mercados laborales. La gran crisis económica del 2001 y 2002, en medio de una sucesión de renuncias presidenciasles en Argentina pareciera haber generado, no obstante, el reflotamiento de una conciencia crítica y colectiva. No recuerdo de anteriores asunciones de presidentes, como la que va a acontecer mañana 25 de mayo, que estén representados 17 países latinoamericanos y España. Teniendo en cuenta que me llegan todos los días distintas reflexiones, debates e información, por parte de ustedes quería compartir a mi vez lo que esbozo en las líneas precedentes.

Clara Inés Pilipovsky.
Universidad Nacional de Tucumán. Argentina.
Universidad Nacional de Santiago del Estero. Argentina.