Historia Inmediata


HaD con Raúl Dargoltz


Querida gente de HaD.
 
A modo de  síntesis de todo lo observado ,y que nunca podrá  tener ni  punto de comparación con lo vivido por Raúl Dargoltz, su familia y sus abogados puedo compartir con Uds. solo  unas disquisiciones sobre dos tópicos que son lo que mas me    resuenan en este caso: 
 
La relatividad de las palabras y  el verdadero alcance de la solidaridad   humana.
 
Cuando tomo  la primera de las ideas, me refiero concretamente a la palabra justicia.
 
" Será justicia " finalizan todos los escritos legales en la Argentina, esos que llenan los juzgados y  en muchos casos envejecen sin ser ni siquiera tratados en ellos. Porque  aquí la" vida" de un juicio depende casi exclusivamente de los abogados que a uno lo representan y de su buen o mal manejo, en primera instancia de los plazos legales. Y con esto no desconozco la importancia de su conocimiento de toda la teoría jurídica , del cuerpo legal y de la jurisprudencia, Ya hemos visto como a Raúl le aplazaron audiencias,  sin importar sus  tribulaciones económicas , pero se cumplieron los procedimientos.
 
Retorno al tema de la justicia. Este juicio a mi entender y conste que yo me sumo a él como  observadora, por los mensajes de HaD, porque no tenía el gusto de conocer ni a Raúl ni a su  libro, ni su querella desde antes, ha sufrido las variaciones que el contexto nacional  cambiante le ha  transferido . 
 
No puede analizarse la sentencia dictada sin  el cuestionamiento social argentino   a la dirigencia política  y a la Suprema Corte de Justicia,como telón de fondo, ya que esto implica a todos los magistrados del sistema quienes como todos nosotros-los argentinos- no saben en que  puede acabar  todo este marasmo social, pero tienen clara conciencia d que algo está pasando y ya nos e aceptan las cosas sin  réplica.
 
 Las dilaciones en el juicio que los abogados de Raúl y él mismo,   pudieran buscar todas las pruebas documentales que avalaban lo que ellos expresaban:  " lo que le libro dice , lo  toma el autor de fuentes" , pero en una corte no se hace  historiográfica, se aplica la ley, según el saber y entender del magistrado.  La ley argentina, - según para quienes- precisa de pruebas para cada uno de los puntos que aparecen en la demanda , y nuestras fuentes históricas ( recortes periodísticos´, testimonios, entrevistas etc.) fueron pruebas presentadas por la defensa , quienes también  demostraron que esos mismos diarios desacreditados por el acusador  habían sido  usados por este cuando funcionario como medios de difusión afamados y dignos de crédito.
 
 Si hizo justicia decimos contentos ahora por el resultado, y por supuesto que debemos estar felices por esto, pero me pregunto ¿Se hizo justicia?  Y me digo y les digo no.
 
 Se libró a Raúl e una pesadilla pero de allí a hacerse justicia...
 
Por que  ¿En que  estado quedó  la honra de Brevetta  con  la sentencia?   En el mismo que antes, porque yo escuché en esa sala cuando el Juez le pidió a uno de los testigos de Raúl que diera opinión sobre los dos hombres  enfrentados y este dijo que eran personas "diametralmente opuestas" y elogió a Raúl diciendo que era intachable e incorruptible, y yo no  vi esas expresiones reflejadas en la sentencia. Sin embargo si se preocupó el juez  en destacar que Raúl había sido justo con Brevetta porque lo elogió como poeta en el libro. ¿ Será quizá, que por las dudas que las cosas cambien - o debo decir sigan como están - el magistrado se reservó muy bien de  no dejar constancia de  lo opinado sobre Brevetta, no solo por el testigo sino por el pueblo de Santiago del Estero? -Brevetta puede mostrar tranquilo esa sentencia, nada dice en su contra, es mas puede seguir "gobernándonos."
 
Si uno entra en  los detalles de la sentencia, esta en su mayoría, repite textualmente los dichos de Dargoltz y luego toma lo técnico aportado por  su defensores y absuelve a Raúl y Caneda , pero en ningún momento emite juicio alguno, ni asomo de él   de  crítica para ese  funcionario ni ese grupo  corrupto que ocupó el poder provincial , esos  viles hombre que  han  saqueado  Santiago del Estero y que provocaron la justa ira de su gente aquel día.
 
Ya se me dirán, "no es función de la justicia en este caso condenar esto " , y  además que no era eso lo que   se estaba juzgando, pero me pregunto y les pregunto  ¿ No hubiera correspondido en  la sentencia , (y me guió solo por mi memoria, porque no la tengo delante),  un breve comentario sobre  el querellante, aunque mas no sea repitiendo lo que se dijo en esa sala.?
 
No , la sentencia no refleja la justicia. Brevetta sale incolumne. El  que querelló , él que hizo sufrir a Raúl y su gente, él que motivó  una quiebra económica en esa familia   (y  sin juzgar para nada su  actuación como funcionario),el que enardeció  al pueblo de Santiago del Estero, sale limpio , como el mejor , simplemente no tenía razón en ese caso para pedir la cárcel para Raúl.
 
En mi humilde opinión,     para que se haga justicia  falta mucho por aquí, aunque por  lo menos se ha sentado jurisprudencia y otros podrán usar este juicio y esta sentencia cuado sufran el acoso de poderosos  que en este caso, eligieron   el camino del pleito legal. 
 
El segundo de los tópicos sobre el que he reflexionado muchísimo es el de la solidaridad y sus alcances y esto nos involucra  todos quienes formamos HaD.
 
Nadie tiene tantas fuerzas para la lucha como aquel que se siente ,que se sabe, acompañado. En esto  todo el apoyo brindado a Raúl fue decisivo, él lo dice: nunca estuvo solo, pero  también tenemos que pensar que esto nos compromete  como cuerpo y que además  ya había sido incluido en nuestro manifiesto cuando  se dice :
 
"El futuro está abierto.Es responsabilidad de los historiadores e historiadoras  ayudar a que los sujetos construyan mundos futuros que garanticen una vida libre y pacífica, plena y creativa a los hombres de todas las razas y naciones"  
 
El manifiesto nos impulsa a la intervención  como grupo académico en defensa de  cada uno de nuestro miembros que sufra una amenaza que impida a construcción de ese futuro querible para todos los seres humanos.
 
Desde allí HaD ha escrito un capítulo muy importante, porque puso en funcionamiento todo  lo que estaba a su alcance para dar apoyo y  generó a su vez  otras líneas de  acción.
 
No permitió que se silenciaran esas voces  solidarias como tantas veces ha ocurrido en el pasado, y la  red permitió la circularidad de los mensajes, y se supo paso a paso y sin intermediarios, desde el mismo protagonista, lo que iba ocurriendo   
 
El caso Dargoltz debe ser  un hito de este, nuestro movimiento, ya que  estableció un principio metodológico de acción. 
 
Cuando hablo de "otras líneas de acción" me refiero también a que en Argentina hemos visto , en conjunto con Carlos e Israel,   la necesidad de un encuentro  con todos los vinculados con la historia para debatir sobre nuestro manifiesto, para conocernos y para  contextualizar ese compromiso historiográfico en nuestra realidad, como  valioso aporte de este momento  especial de nuestra propia historia nacional donde urge cambiar para  mejorar todos los ámbitos de la vida nacional. Esos momentos de hoy serán  convertidos en historiografía , es importante pues saber con que paradigma esto será realizado.
 
Nos reuniríamos en Bs. As, en el mes de junio , y empezaríamos  por la Capital Federal para posibilitar el encuentro, pero no descartamos luego si así lo convenimos hacer algunos otros en el interior . Confirmaremos  lugar y fecha en breve, porque estamos trabajando en esto, aquellos que adherimos al manifiesto  y estamos cerca de la ciudad de Bs.As.
 
Haciendo además saber a todos que fue importante para mí que me permitieran  acompañar  a Raúl  y en conocer todas las voces solidarias que se oyeron desde cada rincón, los saludo desde mi corazón que agradece  esta oportunidad brindada y entiendo  una vez mas la importancia del trabajo comunitario , que puede y debe superar al individualismo feroz que ha caracterizado esta ultima etapa del siglo XX.   Nada sirve si no se tiene con quien compartirlo.
 
 
Hilda  N. Agostino
Universidad Nacional de La Matanza  
Argentina
[email protected]