Historia Inmediata


HaD con Raúl Dargoltz

 
Queridos amigos:

Les reenvio una información de la Asociación de Periodistas sobre el juicio.

El lunes por la tarde participaré en un panel que será transmitido en directo por la radio de la Universidad Catolica de esta provincia, una de las FM más escuchadas. El panel lo Integrarán también el decano de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Univ. Catolica,una periodista, y en forma telefonica Damian Loretti,uno de mis abogados, recientemente designado director de la carrera de comunicación social de la UBA.

El proximo miércoles a las 21 horas también  dictaré una conferencia organizada por el Circulo de Periodistas de Santiago del Estero y otras instituciones intermedias de profesionales, comerciantes,etc. Estas organizaciones, y sus 30 directivos,  fueron recientemente querelladas por injurias y calumnias por el principal ejecutor económico del gobierno provincial para acallarlas. Les recuerda algo? Pueden dimensionar la importancia de mi absolución. Por supuesto que en todas hablaré de la acción de HaD , de la Asociación de Periodistas y de todos los que tanto contribuyeron en mi juicio.

Muchos familiares y amigos, muy bien intencionados, me recomiendan silencios y quietudes. Pero ustedes se darán cuenta que es imposible hacerlo. Ahora más que nunca siento que mi presencia(que es también la de todos ustedes) es muy importante y necesaria.

Un abrazo a todos.

Raúl Dargoltz
Universidad de Santiago de Estero
(soportando 80 grados de calor de esta "caliente" tierra santiagueña)

++++++
 
IFEX - Noticias de la comunidad internacional de la libertad de expresión
 
ALERTA - ARGENTINA
el 15 de marzo de 2002

Juicio al "Santiagueñazo": Absuelven al autor de un libro

FUENTE: La Asociación para la Defensa del Periodismo Independiente

(PERIODISTAS), Buenos Aires
 
(PERIODISTAS/IFEX) - El 6 de marzo de 2002 el historiador, docente y  periodista   Raúl Eduardo Dargoltz fue absuelto de los cargos de calumnias e injurias  que en   su contra presentó en 1995 un ex funcionario del gobierno de la provincia  de  Santiago del Estero por las expresiones incluidas en el libro "El   Santiagueñazo". Crónica y gestación de una pueblada argentina. Raúl J. E.   García, titular del Juzgado Nacional en lo Correccional N° 12, consideró  que el  trabajo de Dargoltz "no es otra cosa que el ejercicio de la libertad, derecho  inclaudicable".

En su obra, publicada en 1994, Dargoltz relata los acontecimientos ocurridos a  fines de 1993 en la ciudad capital de Santiago del Estero, cuando milesde  pobladores reaccionaron ante la crítica situación social, política y económica  de la provincia y expresaron su furia incendiando la Casa de Gobierno, el  palacio legislativo y los tribunales asentados en la ciudad capital de la  provincia. Durante los hechos, conocidos como el "Santiagueñazo", también fueron atacados los domicilios de los principales dirigentes políticos, incluidas las  del ex gobernador Carlos Juárez y la del el ex secretario de  Comunicaciones y  Relaciones Institucionales, Miguel Brevetta Rodríguez.

Brevetta era en esa época el vocero del entonces gobernador Carlos Mujica.   Dargoltz sostiene que era una de las personas más odiadas de la provincia y  reproduce en su libro las declaraciones de ex funcionarios y de ciudadanos santiagueños que adjudicaban a Brevetta cuestionables maniobras políticas y  comportamientos indecorosos.

En la obra -que también tiene una versión teatral- Dargoltz relata que  días   antes del estallido social Brevetta había sido liberado por la justicia en  un  supuesto caso de corrupción. El autor señala que en la provincia "hay quienes  ven en esta libertad a otro de los detonantes del 'Santiagueñazo'".

En otro pasaje un ex ministro provincial comenta que el ex vocero "le  presentaba   mujeres [al ex gobernador Mujica]", "lo refugiaba en su casa cuando los  problemas asediaban", "se burlaba del propio Mujica" y "era una especie de  Rasputín". Y en un capítulo aparte Dargoltz recopila testimonios de vecinos de Brevetta que  aseguraban que en la casa del ex funcionario "la prostitución reinaba" y se  realizaban "orgías". Incluso mencionaban que durante los saqueos a su domicilio  durante el "Santiagueñazo" un vecino salió de la residencia con un artefacto  sexual (vibrador).

El ex funcionario consideró que Dargoltz y el titular de El Despertador  Ediciones -la editorial responsable- incurrieron en los delitos de  calumnias e  injurias previstos en los "artículos 109, 110 y siguientes del Código Penal".  Según Brevetta Rodríguez, el periodista "recurre en sustento de sus  infames  apreciaciones, a supuestos testimonios de anónimos informantes, a quienes sólo  los identifica con simples iniciales; sosteniéndose también en recortes  periodísticos y otras fuentes de dudosa procedencia".

Con este proceder el autor revela que "su actividad está orientada a injuriarme  y calumniarme con fines y propósitos que desconozco, salvo el espíritu de  lucro", afirmó el ex funcionario. En consecuencia, Brevetta pidió para Dargoltz  y para el titular de la editorial, José Manuel Caneda Méndez, la pena de tres  años de prisión.

De la lectura del libro surge que sobre las referencias al desempeño de Brevetta  como funcionario público, el autor presentaba una opinión, que como tal no puede  ser analizada como falsa o verdadera, y es producto de su impresión y de la de  sus entrevistados. En cuanto a los testimonios, Dargoltz cita a ex  funcionarios  indicando el cargo que ocupaban durante los acontecimientos narrados y sólo se  reserva su derecho a proteger el nombre de la fuente. Finalmente, el autor no  inventa ninguno de los relatos de los vecinos ni afima haberlos recabado  personalmente, sino que reproduce fielmente artículos publicados en medios  periodísticos santiagueños, a los que indentifica con nombre y fecha de edición.

La defensa, a cargo de Damian Loreti, invocó los pactos internacionales sobre derechos humanos suscriptos por la Argentina para fundamentar que los  funcionarios públicos gozan de una menor protección a su imagen y que, por el  contrario, están sometidos a mayor escrutinio y críticas en razón de su  resonsabilidad ante la Nación. Cuestionó además la tipificación del delito  imputado y señaló que no había responsabilidad penal de Dargoltz pues la propia  parte querellante había reconocido que el autor del libro citó a cada una de sus  fuentes.
 
El juez Raúl García, en su fallo emitido el 6 de marzo, entendió que Dargoltz  relató un momento de la historia mediante la recopilación de artículos de periódicos y entrevistas a los protagonistas de los hechos. Destacó el volumen  de pruebas documentales presentado por la defensa y entendió que la  calidad de  "hombre público" de Brevetta "amerita que el ciudadano pueda expresar su  oposición o su opinión respecto de la función que cumple".

García concluyó que "agraviarse por lo que el pueblo dice que somos como  funcionarios públicos o magistrados no puede afectar nuestra honorabilidad como  personas, y el delito de injurias protege justamente el honor de la persona, no  el del funcionario, magistrado o dirigente de cualquier actividad.

Dargoltz presentó su caso a la Asociación PERIODISTAS en octubre de 2001. "El  proceso es un verdadero juicio al 'Santiagueñazo' y lo que él representa, y no  puedo ocultar mi preocupación por el tratamiento político que Brevetta  Rodríguez  le está dando al tema aquí en Santiago del Estero", expresó por entonces  Dargoltz a esta organización.

El periodista, profesor de la Universidad Nacional de Santiago del Estero e  investigador del Concejo Nacional de Investigación Científica y Técnica  (CONICET), explicó que su preocupación era mayor debido a las duras condiciones  que enfrentan en la provincia quienes expresan un postura crítica sobre el poder  político y sobre el gobernador Juárez, quien también es mencionado en el libro.

PERIODISTAS decidió procurar asesoramiento jurídico y se puso en contacto con el  World Press Freedom Committee (WPFC). A partir de esta gestión, el WPFC decidió  brindar apoyo financiero para la defensa de Dargoltz mediante el denominado  Fondo Contra la Censura, un programa destinado a respaldar a quienes sufren  persecución judicial.

 
El 20 de noviembre ochenta y tres intelectuales, historiadores y profesores de  Universidades americana y europeas habían sumado su apoyo mediante una carta  enviada al entonces presidente de la república Argentina, Fernando de la Rúa  manifestando susolidaridad con Dargoltz y exigiendo "el sobreseimiento de este  juicio político que conculca las libertades de cátedra y investigación que  definen la autonomía de las instituciones universitarias y las libertades de  imprenta y expresión que definen la existencia misma de la democracia".

Para mayor información, comunicarse con Mabel Moralejo Martín,  PERIODISTAS,   Piedras 1675, Oficina "B", Buenos Aires, Argentina, tel: +54 11 4300  6149/4300   9127, fax: +54 11 4300 6149, correo electrónico:  [email protected], sitio Internet: http://www.asociacionperiodistas.org