Historia Inmediata


HaD con Raúl Dargoltz

 
Mando este mensaje, en primer lugar para mostrar mi solidaridad con Raul Dargoltz, por que creo que su juicio se convierte en un juicio no ya a la libertad de expresión, sino al ejercicio de la razón y el conocimiento humano, y también para informar que he dado a conocer su caso en varias listas de distribución de información relacionadas con el movimiento antiglobalización y social a las que estoy suscrita.  Reproduzco el texto que envié y espero que surta efecto. En definitiva es algo que nos atañe a todos.

Saludos desde Alicante, y como decimos por aquí: "pá alante"
Marina Sánchez
[email protected]

 

*************************************************

En diciembre de 1993, en la provincia de Santiago del Estero (Argentina), se produjo una protesta popular espontánea en la que miles de manifestantes expresaron su descontento con la situación económica, y la corrupción política. Se quemaron la casa del gobierno, la legislatura, los tribunales y residencias particulares de funcionarios y políticos acusados de corrupción. No hubo heridos ni detenidos, por ninguna de las dos partes. Casi un año después de la protesta se publicó el libro “El Santiagueñazo. Crónica y gestación de una pueblada argentina”, de Raúl Dargoltz, profesor de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, donde se recogían testimonios de los participantes y se analizaban los hechos desde una perspectiva histórica.

La cuestión es que este libro es la principal prueba en un juicio por Calumnias e Injurias que Miguel Brevetta Rodríguez, ex- secretario de Comunicaciones y relaciones institucionales del gobierno ha iniciado contra el autor. El juicio comenzó el 16 de octubre, y en estos momentos está aplazado y a la espera de fijar nueva fecha. El autor del libro se enfrenta a una condena de entre uno y tres años de cárcel, o bien a una fuerte indemnización al “agredido”, simplemente por realizar su trabajo, es decir: realizar una investigación sobre los movimientos populares de su país.

Hemos llegado a un punto donde ya no sólo se está reprimiendo la acción del pueblo, sino también su entrada en la historia como tal, su explicación, su análisis y en definitiva, su existencia oficial.  Después de unos medios de comunicación manipulados y coartados, después del pensamiento único y la anulación de la mentalidad crítica, de la espontaneidad de la gente, también nos quieren borrar de los libros de historia y la memoria colectiva.

Raul Dargoltz no es el único, Amnistía Internacional de Madrid ha denunciado amenazas e intimidaciones a Matilde Leonor González Izas, historiadora que trabaja en la Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala, y que ha denunciado la implicación del ejército en acciones violentas contra la población civil guatemalteca. AL parecer la criminalización de los movimientos sociales no acaba con la caza y captura de los activistas, sino también de aquellos que intentan explicar de manera objetiva y científica los motivos, los hechos y las causas de las movilizaciones que tienen lugar a lo largo y ancho del planeta. Pretenden hacer callar cualquier voz crítica, en cualquier ámbito.

Desde la red de comunicación de historiadores  Historia a Debate (www.h-debate.com) se está llevando a cabo una campaña de solidaridad para denunciar lo que es un atentado a la libertad de cátedra y de expresión, que junto a los ataques desde el gobierno a la enseñanza pública se están generalizando en Argentina y América Latina en los últimos meses.

Si deseáis en nombre de vuestras organizaciones o personalmente hacer alguna declaración de solidaridad, o más información o denuncias sobre estos temas, podéis dirigiros a la página de Historia a Debate:  [email protected]